¿Dónde invertir 1.000, 10.000 y 100.000 euros?

Escrito por:

Una de las preguntas más habituales de cualquier inversor es… ¿en qué invierto? Esta duda la tienen tanto los inversores noveles como los inversores profesionales, así que no te preocupes.

Hoy, te contamos dónde invertir 1.000, 10.000 y 100.000€.

¡Vamos allá!

🔍 Primero, conoce tu perfil como inversor

Antes de empezar a hablar de dónde invertir dinero, tienes que conocer cuál es tu perfil de inversor.

Esto es por un motivo muy simple: no tiene sentido que te recomendemos invertir al 100% en renta variable si tienes un perfil muy conservador y estás al borde de la jubilación.

Da igual si tienes 1.000, 10.000 o 100.000€: la renta variable no es tu mejor opción.

Ahora bien, también sucede al contrario: puede que seas un tipo de inversor muy agresivo y que quiere altas rentabilidades, en cuyo caso, no tiene sentido que te recomendemos los depósitos a plazo fijo o, incluso, la renta fija.

No obstante, en esta breve guía te vamos a dar posibles inversiones para los perfiles de inversor más habituales: conservador, moderado y agresivo.

¿Cómo determinar cuál es tu perfil como inversor?

Pues, en general, deberías considerar aspectos tales como tus objetivos en términos de rentabilidad, tu aversión a la pérdida, tu situación personal y tus conocimientos financieros.

Así, si eres una persona que busca una alta rentabilidad y no tiene problemas con correr el riesgo de tener pérdidas (momentáneas o permanentes) elevadas, tienes un perfil agresivo.

Si buscas una rentabilidad moderada a cambio de reducir riesgos, tienes un perfil conservador.

Ten en cuenta que, aunque tus impulsos iniciales sean de un tipo u otro, también tienes que ponderarlo con tu situación actual.

Si eres una persona que está al borde de la jubilación y no tiene mucha idea de inversión, lo mejor será tratar de reducir las posibles pérdidas y la volatilidad al máximo, aunque en principio seas agresivo.

En cambio, si tienes un perfil agresivo y además tienes 20 años y no tienes problemas económicos, todo está alineado para que inviertas con fuerza, buscando la máxima rentabilidad.

Simplemente, valora bien tu situación, sé honesto contigo mismo y entiende, sin mentirte a ti mismo, qué perfil de inversor tienes.

Tu perfil como inversor será el que determine tus objetivos, tus plazos, tus rentabilidades y tus riesgos.

💼 El vehículo elegido: los fondos indexados y los ETFs

Otra nota antes de pasar a las inversiones como tal: el vehículo que deberías utilizar para invertir, tengas el capital que tengas, son los fondos indexados y los ETFs.

Esto es así por una sencilla razón: ofrecen diversificación y son baratos.

Y, como seguramente ya sepas, la diversificación nos permitirá evitar riesgos. Al fin y al cabo, incluso aunque quieras invertir en un sector en concreto porque crees que va a crecer en los próximos años, no sabes cuál es la empresa que va a capitalizar ese crecimiento, así que es mejor apostar a todas ellas.

Y, además, está el tema de que son muy baratos. Apenas nos cobrarán por esa labor de inversión en muchas acciones empresas a la vez, lo cual siempre es beneficioso para nosotros, puesto que nuestra rentabilidad no se ve tan erosionada.

➡️ ¿Dónde invertir 1.000€?

Empecemos por los 1.000€. Pero, antes de hablar de dónde podrías invertirlos, déjame hacer un comentario: si sólo tienes 1.000€ para invertir, probablemente tus ingresos no sean muy altos.

Dónde invertir 1000 euros

Si es el caso, hay una inversión que te va a dar una rentabilidad enorme sin apenas riesgo: la formación.

Esta es la mejor recomendación para una persona que está ingresando poco, pero tiene algún dinero ahorrado. 

Al fin y al cabo, si tienes 1.000€ y los inviertes MUY bien, conseguirás un 10% anual. Lo que significa que, en 7 años, tendrás unos 2.000€.

En cambio, si inviertes esos 1.000€ en una formación que te permite obtener un mejor empleo y ganar un 10% más cada mes, en 7 años, ese extra que has ido ganando supondrán más de 8.000€.

Además de, por supuesto, poder optar a mayor salario según pasan los años.

🎓 Por tanto, si tienes 1.000€ ahorrados, pero tus ingresos son limitados (cosa que es harto probable), lo más recomendable es la formación.

Ahora bien, quizá tus ingresos no son limitados y tienes otras razones para querer invertir 1.000€ y buscar información al respecto (por ejemplo, porque nunca has invertido y quieres empezar a hacerlo poco a poco).

En ese caso, la mejor opción es apostar por los fondos indexados (de hecho, apostar por los fondos indexados siempre será la mejor opción). 

Eso sí, eso asumiendo que no necesitas los 1.000€. Obviamente, si los necesitas o prevés que vayas a necesitarlos en los próximos meses, no los inviertas. 

Pero bueno, asumimos que sí puedes prescindir de ellos, así que la mejor opción son los fondos indexados.

¿Qué estrategia seguir?

Lo cierto es que, con 1.000€, no tienes muchas opciones donde elegir.

Necesitas obtener rentabilidad, así que tendrás que asumir riesgo (esto es, volatilidad). Al fin y al cabo, con 1.000€, no tiene sentido invertir en renta fija para ganar un 0,5% anual (apenas 5 euros al año).

La parte positiva es que, como sólo son 1.000€, probablemente no te suponga un gran problema perderlos, así que esa asunción de riesgo no es muy problemática.

En este caso, la opción más conservadora sería la renta variable.

Puedes optar por ETFs o fondos indexados bien diversificados a nivel global, con los cuales podrás optar a alrededor de un 6% anual (unos 60€ al año) sin excesivo riesgo (aunque sí con cierta volatilidad).

Aunque la oferta es más limitada, cada vez hay más roboadvisors que te permiten invertir desde 1.000€, incluso existe la opción para invertir de forma socialmente responsable (ISR).

En cualquier caso, elijas la estrategia que elijas, lo mejor es utilizar como vehículo de inversión los ETFs o fondos indexados, porque, dentro de lo seleccionado, te aportarán una buena diversificación a un coste muy bajo.

➡️ ¿Dónde invertir 10.000€?

Con 10.000€ ya tienes bastantes más opciones, aunque sigue siendo una cantidad modesta para invertir a largo plazo. 

Con 10.000€ ya puedes valorar la posibilidad de que parte de ese capital esté en depósitos a plazo fijo o en renta fija. No obstante, este porcentaje no debería ser muy elevado porque, de lo contrario, la rentabilidad total sería demasiado baja.

La mejor forma de invertir 10.000 euros

Por otro lado, 10.000€ sigue siendo una cantidad de dinero que la mayoría de los inversores pueden permitirse perder (o, al menos, asumir una gran volatilidad). Por lo tanto, si eres un inversor agresivo, puedes apostar por la renta variable sin miedo.

Por último, hay que mencionar que, en estos casos, las pequeñas apuestas con mucho upside (como las criptomonedas o las startups) ya pueden suponer una ganancia muy considerable a largo plazo (piensa que un 5% serían 500€, que, si multiplicase por 10, ya sería la mitad de tu capital invertido en total).

¿Qué estrategia seguir?

Para invertir con 10.000€ hay varias estrategias disponibles.

1️⃣ Por una parte, la opción más sencilla es abrirte una cuenta en un roboadvisor español, ya que te ofrecen un sistema de inversión automatizado y unas comisiones relativamente bajas.

2️⃣ Si subimos de nivel, puedes crearte tu propia cartera manual con fondos indexados como explicamos aquí. Esto requiere de más tiempo y conocimientos, pero permite reducir los costes a pagar.

3️⃣ Una tercera vía es tratar de recurrir a una estrategia de cartera permanente o a algún modelo similar.

Para un perfil agresivo, una buena opción es tener una cartera con un elevado porcentaje renta variable, salvo que esté cerca de la jubilación o prevea que puede necesitar parte del dinero en el futuro cercano, en cuyo caso debería invertir una parte de ese capital en renta fija (que tiende a ser menos volátil).

Para un perfil conservador, podría ser una buena idea invertir cerca del 80% en renta fija y un 20% en renta variable.

De esta forma, la mayor parte del capital estará razonablemente asegurado, mientras que una pequeña parte permitirá obtener una rentabilidad aceptable.

Un perfil moderado debería encontrar un equilibrio entre la renta variable y la renta fija, partiendo de una base del 50-50%. Con ello, podrá conseguir una rentabilidad razonablemente alta con una volatilidad bastante baja.

Por supuesto, a todas las anteriores estrategias se le puede añadir, como ya dijimos, un porcentaje pequeño destinado a “apuestas” que quizá no salgan bien, pero que, si lo hacen, darán una rentabilidad espectacular. 

Esto es propio de perfiles más agresivos, pero los más conservadores también pueden aprovecharlo (simplemente, con una menor exposición a esas apuestas). 

Y, por supuesto, para cualquiera de las opciones presentadas, lo más acertado será acudir a los ETFs y los fondos indexados (puedes encontrar ETFs y fondos indexados que representen canastas de acciones o bonos, así como otros representativos de otro tipo de inversiones más arriesgadas).

➡️ ¿Dónde invertir 100.000€?

Por último, está la opción de invertir 100.000€ o más. Aquí las opciones ya son muchas más, porque, a partir de esta cantidad de dinero, las rentabilidades que se obtienen se traducen en una buena cantidad.

En este caso, el inversor conservador podría optar por invertir casi la totalidad de su dinero en renta fija, puesto que, aunque la rentabilidad no fuera muy elevada, le aportaría el suficiente dinero al cabo del año como para ver crecer su patrimonio de forma efectiva. Y, por supuesto, lo haría con la mínima volatilidad.

Otra opción sería apostar por los depósitos a plazo, puesto que, incluso en ellos, con 100.000€ se puede obtener una rentabilidad decente. No obstante, nosotros preferimos la renta fija, puesto que el riesgo no es casi nada mayor y la rentabilidad sí es algo superior.

El inversor con un perfil más agresivo, de nuevo, podrá apostar por la renta variable casi en su totalidad. Quizá podría considerar invertir una parte en renta fija si prefiere tener una parte del dinero más asegurada por si acaso, o si desea reducir ligeramente su volatilidad, pero no es necesario.

A largo plazo, la Bolsa tiende a rentar a un 6% anual, así que, si la inversión es a largo plazo y no se tiene miedo a las caídas momentáneas (la volatilidad), invertir el 100% en renta variable no es un problema.

Aquí la opción de tener una pequeña apuesta en algo muy arriesgado ya es prácticamente necesaria, al menos para el inversor más agresivo (y, probablemente, también para el moderado –el conservador podría mantenerse al margen).

La razón es sencilla: si inviertes el 5% de tu 100.000€ en algo que puede multiplicar por 10, las ganancias que obtienes son enormes (para pagar la mitad de un piso, por ejemplo). Por ello, conviene tener exposición a esas oportunidades.

¿Qué estrategia seguir?

La verdad es que las estrategias que servían para invertir con 10.000€ también son válidas para inversiones de 100.000€.

La ventaja de tener una cantidad superior es que podremos obtener mejores condiciones, que se traducen en menores comisiones, especialmente si invertimos con un roboadvisor (aquí hemos seleccionado los mejores).

Algo a tener en cuenta es que el FOGAIN y FDG solo cubren hasta 100.000€ por lo que algunos inversores optan por diversificar entre diferentes plataformas de inversión para minimizar el riesgo.

Por otra parte, existe la opción de la cartera permanente, que hemos mencionado anteriormente.

Esta estrategia puede ser la más inteligente para los perfiles moderados o, incluso, conservadores (alguna variación de la cartera permanente podría ser útil, incluso, para el inversor agresivo).

¿En qué consiste la cartera permanente?

Básicamente, en tener un 25% del patrimonio en renta fija, un 25% en renta variable, un 25% en oro y un 25% en efectivo.

De esta forma, cuando un activo baja, otro sube, y la rentabilidad se mantiene estable sin mucha volatilidad.

Al cabo del año, se rebalancean las diferentes inversiones para mantener ese 25% en cada tipo de activo, y ya está.

Por supuesto, sobre esta base se pueden hacer diferentes variaciones, de forma que la cartera quede adaptada a tu perfil de inversor. Pero, en general, la cartera permanente se ha demostrado efectiva.

Además, todos los diferentes activos de la cartera permanente se pueden adquirir de forma diversificada y barata a través de ETFs y fondos indexados.

Como has podido ver, la respuesta a dónde invertir 1.000, 10.000 o 100.000€ depende, en buena medida, de tu perfil como inversor.

Ahora bien, sea cual sea la estrategia que sigas, lo cierto es que el mejor vehículo acostumbrará a ser casi siempre el fondo indexado con bajas comisiones.

✅ ¿Cómo empezar a invertir mis ahorros?

Esta es la pregunta del millón para muchos lectores de Hola inversión.

Por suerte, hoy en día existen opciones que son sencillas, automáticas y con condiciones muy atractivas.

Te recomendamos visitar nuestra comparativa de mejores roboadvisors en España para invertir de forma automática con bajas comisiones. También puedes echar un vistazo a nuestra selección de mejores planes de pensiones si te interesa ahorrar impuestos en tu declaración.

En estas páginas encontrarás las mejores opciones del mercado para invertir y hacer crecer tu patrimonio a largo plazo. Todo de forma fácil y con comisiones mínimas, algo clave para obtener una rentabilidad superior a futuro.

Aurelio Jiménez, Economista

Aurelio Jiménez es Economista, lleva más de una década como profesor de Economía, además de ser copywriter especializado en temas financieros. Ayuda a blogs y negocios online a escribir sus textos web para que aumenten sus ventas, conecten de manera duradera con sus clientes y tengan una marca personal bien definida y reconocible.

Deja un comentario

 

Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en la política de privacidad de la web holainversion.com Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.