Carteras gestionadas, todo lo que necesitas saber

Las carteras gestionadas, un servicio que también se conoce como gestión discrecional de carteras, se han convertido en uno de los productos estrella de las entidades financieras.

Se trata de un tipo de producto que se ha puesto muy de moda entre las grandes comercializadoras y entidades financieras a raíz de la aprobación de Mifid II y de la necesidad por parte de las entidades de irse adaptando a este nuevo marco regulatorio.

No en vano, según datos de Inverco el porcentaje de la gestión discrecional de carteras respecto a la distribución total en España se incrementó hasta el 22,9%, y la cifra estimada de patrimonio en carteras gestionadas se situó en torno a 73.000 millones de euros.

Pero, ¿qué son exactamente las carteras gestionadas y cómo saber si son interesantes para ti? Te contamos todo lo que debes saber sobre este servicio.

➡️ Qué son las carteras gestionadas

Básicamente, las carteras gestionadas son un producto mediante el cual tu banco o entidad invierte tu dinero por ti, siempre de acuerdo a tu perfil de riesgo y objetivos de rentabilidad. 

Es un servicio que combina el asesoramiento con la gestión de la inversión, y por el que las entidades cobran una comisión acorde al perfil del cliente.

El servicio selecciona aquellos activos que mejor se ajustan a tu perfil, y va haciendo los cambios en la composición de la cartera que considera adecuados y de acuerdo a las cambiantes condiciones del mercado.

Las carteras gestionadas son una forma de delegar la gestión de la inversión a otras personas. Es decir, los clientes se limitan a dejar su capital a la entidad y esta se dedica a mover su dinero entre las alternativas que mejor se ajusten a su perfil de riesgo.

💼 Cómo funcionan las carteras gestionadas

Este tipo de servicio se suele articular a través de fondos de inversión

El motivo principal es, por un lado, porque no tributan al ser movido el dinero de uno a otro producto, solo pagan impuestos cuando se reembolsan; y, por otro, porque los fondos de inversión son los instrumentos ideales para diversificar de manera adecuada las inversiones, con bajos costes y de la forma más eficiente posible.  

Los roboadvisors: una forma de carteras discrecionales

En los últimos años, la inversión en España ha experimentado una transformación sin precedentes, impulsado por nuevos modelos de gestión que ya han triunfado al otro lado del Atlántico.

Entre los modelos de gestión que más adeptos han ganado se encuentran los roboavisors, una suerte de cartera gestionada que opera de forma totalmente automatizada, generalmente a través de fondos indexados, y que realiza el asset allocation (en este caso, la selección de fondos o ETF más adecuados al perfil de riesgo) y todas las operaciones posteriores, sobre todo el rebalanceo de la cartera.

En España, la oferta de roboadvisors es cada vez mayor, y su acogida entre el gran público ha sido inmejorable. 

En la actualidad, gestionan un volumen total de 5.500 millones de euros en patrimonio en nuestro país, según un análisis de FeelCapital. 

Con todo, aún están muy por detrás que los roboadvisors de otros países, como los 15.000 millones de euros de Reino Unido, los 12.700 millones de Italia, los 10.700 millones de Francia, los 7.600 millones de Alemania o los 5.900 millones de Países Bajos.

👍 Ventajas de las carteras gestionadas

  • La principal ventaja de las carteras gestionadas es que se puede acceder a una gestión profesionalizada que suele estar vinculado a un banco o a una sociedad o agencia de valores. Pero el cliente decide su perfil de riesgo, su límite máximo de pérdidas y cuándo quiere retirar su dinero, entre otras cosas.
  • Hay una mayor flexibilidad a la hora de invertir, especialmente si se compara con la rigidez de las SICAV o los fondos de inversión. De hecho, el gestor puede ponerse cortos en acciones para apostar a que el precio de esa empresa será menor en el futuro o utilizar instrumentos derivados como cobertura.
  • Los clientes pagan menos comisiones por una cartera gestionada que los que pagaría por un fondo equivalente de gestión activa. El motivo es que, en este último caso, hay muchos más intermediarios que en el caso de las carteras discrecionales.
  • Las carteras gestionadas son más transparentes que otros instrumentos de inversión. Esto se explica, en parte, porque los clientes conocen en todo momento las comisiones que pagan. Asimismo, se pueden supervisar en tiempo real las operaciones que está realizando el gestor.
  • En cuestión de días, el cliente recupera su liquidez al solicitar un reembolso de su cuenta gestionada. 

👎 Desventajas de las carteras gestionadas

  • La principal desventaja de las carteras discrecionales, especialmente para inversores más experimentados, es que no tienen el control sobre su inversión. No realizan su selección de activos ni el resto de operaciones, lo que puede provocar que los resultados no se ajusten a sus expectativas.
  • La mayoría de servicios tienen mínimos asociados para las aportaciones. Esto no suele ocurrir en el caso de los fondos de inversión, que no suelen tener mínimos.
  • Dado que las comisiones son explícitas, es necesario disponer de dinero suficiente en la cuenta corriente donde se cargarán los gastos correspondientes.
  • Como las carteras gestionadas no tienen valor liquidativo asociado como el resto de los fondos de inversión, es difícil saber de antemano cuál es la situación actual de la inversión. No obstante, los gestores pueden informar a los clientes sobre esta rentabilidad. 

💰 Estructura de costes de las carteras gestionadas

A diferencia de los fondos de inversión y de otros productos similares, las comisiones de gestión y de depositaría de la gestión discrecional de carteras son explícitas, es decir, se cargan directamente de la cuenta corriente del cliente. 

Además, en este tipo de gastos, hay que añadirle también el IVA correspondiente a la operación.

La cuantía de las comisiones dependerá, entre otras cosas, de la cantidad invertida, del perfil de riesgo y de la entidad que comercialice este servicio. 

Las entidades españolas que ofrecen este servicio pueden aplicar este coste de forma libre, a diferencia de los fondos de inversión o los planes de pensiones, cuyo coste está regulado.

Por eso, es necesario informarse antes de invertir de las comisiones asociadas al servicio para no llevarnos sustos cuando se descuente el importe de nuestra cuenta corriente.

Si quieres entender en más profundidad las comisiones en estos servicios, te invitamos a leer nuestro análisis de las comisiones asociadas a los principales roboadvisors en España.

🔍 Diferencias entre las carteras gestionadas y los fondos perfilados

Aunque las carteras gestionadas comparten características comunes a los fondos perfilados, en el sentido de que ambos son productos que se ajustan al perfil de un cliente, en realidad son productos diferentes y, en cierto modo, no tienen nada que ver entre sí. 

Estas son sus principales diferencias:

Estrategia de inversión y productos en los que invierte

Un fondo perfilado es un único fondo de inversión a través del cual el gestor selecciona aquellos activos financieros que compondrán la cartera del fondo en función del perfil de riesgo del inversor y su visión del entorno económico y de los mercados financieros. 

En las carteras perfiladas, en cambio, el cliente no tiene un único fondo, sino diversos productos que van cambiando a lo largo del tiempo

El tipo de producto a través del cual se articula la inversión tiene mucha importancia. Así, el gestor de un fondo perfilado puede cambiar con celeridad su cartera para ajustarla a la situación del mercado, ya sea comprando o vendiendo posiciones o cubriendo ciertas posiciones con derivados. 

En el caso de carteras gestionadas es necesario realizar traspasos entre fondos, lo cual puede dilatarse hasta tres días. Es decir, tiene menos armas a la hora de enfrentarse a los mercados.

Comisiones

Otra de las diferencias radica en la estructura de costes

Como ya hemos visto, en las carteras gestionadas hay que pagar una comisión explícita por la que hay que tributar IVA, que la entidad se encarga de cargar de manera periódica en la cuenta de su cliente. 

En el fondo perfilado, al igual que el resto de fondos, la comisión es implícita, y se va deduciendo diariamente del valor liquidativo de la participación. 

En este caso, no se aplica IVA porque no hay un cargo explícito, pero se pierde transparencia, dado que el cliente no sabe cuánto paga en comisiones.

Evolución de la cartera y transparencia

Los fondos perfilados ofrecen la información sobre su evolución de forma pública

Como tienen un valor liquidativo, es fácil saber cuál ha sido su evolución, pero en el caso de las carteras gestionadas esto se complica, ya que depende de que la entidad quiera ofrecer estos datos. 

Es decir, un inversor tiene menos información para tomar decisiones.

🏛️ Fiscalidad de las carteras discrecionales

La fiscalidad de las carteras gestionadas no difiere de las de cualquier otro producto de ahorro o inversión. 

Es decir, la plusvalía obtenida por la inversión se considera como rendimientos del capital mobiliario y, por tanto, tendrán que ser integrados dentro de la base imponible del ahorro, a los tipos del IRPF correspondientes, que son:

DesdeHastaPorcentaje IRPF
0 €6.000 €19%
6.000 €50.000 €21%
50.000 €En adelante23%

En cuanto a la fiscalidad de los movimientos que se realizan a causa de la propia gestión, las carteras gestionadas se apoyan en la beneficiosa fiscalidad de los fondos de inversión, donde el traspaso está exento de tributación.

🔐 ¿Es seguro invertir a través de una cartera gestionada?

En términos de seguridad, las carteras gestionadas comparten las mismas características que otros vehículos de inversión, como los fondos de inversión. 

Hay que tener en cuenta que todas estas entidades están reguladas por el Banco de España y la CNMV, es decir, no estamos entregando nuestro dinero a ningún chiringuito financiero.

El riesgo es mínimo y, además, es independiente a la situación financiera que lo comercializa. 

Las carteras gestionadas se encuentran fuera del balance de las gestoras y, en caso de quiebra, el regulador nombrará una nueva entidad que gestionará esos fondos. 

Eso sí, que el patrimonio del fondo no esté en peligro no quiere decir que no podamos perder dinero a causa de la inversión. 

Según el perfil de riesgo del cliente, es posible que el patrimonio pierda parte de su valor, lo que acaba repercutiendo en el capital de la cartera gestionada.

📜 Derechos del inversor sobre las carteras gestionadas

Los clientes que contratan un servicio de gestión de carteras tienen una serie de derechos como inversores para garantizar la transparencia de su inversión.

En concreto, según informa la CNMV, la entidad que tiene suscrito el contrato de gestión de carteras debe remitir a su cliente información periódica sobre la composición y valoración de sus inversiones, los rendimientos y su comparación con el indicador de referencia. 

En todo caso, debe informarle mensualmente cuando la cartera gestionada presente pérdidas a final del mes con respecto al fin del mes anterior y cuando la naturaleza de las operaciones o el riesgo inherente a las mismas exigieran, por razones de prudencia, una mayor información al cliente.

📌 ¿Me conviene invertir a través de una cartera gestionada?

A diferencia de los fondos perfilados, las carteras gestionadas son una solución para clientes que buscan una solución personalizada que le permita un seguimiento detallado de la inversión. 

Por eso, este tipo de servicios es interesante para pequeños inversores que no quieren complicarse demasiado con su inversión, y al mismo tiempo buscan una rentabilidad atractiva por su capital. 

Eso sí, puede que no sea una solución idónea para todas las personas. Por tanto, la conveniencia de utilizar este tipo de servicios para invertir depende de cada uno. Cada inversor es único y deberá elegir aquella solución que mejor se adapte a sus necesidades. 

En este caso, no debe preocuparse por cuándo es momento de invertir o desinvertir, ya que hay un servicio profesional que se dedica a ello

En este sentido, tanto las carteras gestionadas como los fondos perfilados son soluciones completas y flexibles, gestionadas por profesionales que van ajustando su posicionamiento a las condiciones de riesgo cambiantes del mercado.

Si quieres ver las mejores plataformas de gestión de carteras, te invitamos a ver nuestro análisis de los mejores robo-advisors en España.

✅ ¿Cómo empezar a invertir mis ahorros?

La pregunta del millón para muchos lectores de Hola inversión.

Para responderla bien hemos elaborado una guía para que aprendas a rentabilizar tus ahorros de forma inteligente. Te lo explicamos todo paso a paso y de forma muy sencilla en este artículo:

→ Guía para invertir de forma inteligente

Además, puedes acceder a nuestra comparativa de roboadvisors para elegir el mejor gestor automatizado del mercado o a nuestro comparador de planes de pensiones para disfrutar de ventajas fiscales con las comisiones más bajas.

Si tienes alguna pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros o dejar un comentario. 

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez es copywriter especializado en temas financieros. Ayuda a blogs y negocios online a escribir sus textos web para que aumenten sus ventas, conecten de manera duradera con sus clientes y tengan una marca personal bien definida y reconocible. Más información

Deja un comentario

 

Información básica sobre protección de datos
 Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail:[email protected]Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.