fbpx

Salud financiera: ¿En qué nivel te encuentras?

La independencia financiera es el ansiado sueño de muchas personas: que nuestro patrimonio sirva para generar los ingresos pasivos suficientes con el fin de vivir de forma holgada para siempre y dedicarnos a lo que más nos gusta.

Un objetivo muy difícil, pero no imposible.

Pero, ¿por dónde empezar? Al fin y al cabo, la independencia financiera guarda estrecha relación con tus ingresos y tus gastos y, en consecuencia, con cuánto puedes ahorrar mes a mes.

Por eso, lo primero es ser consciente de cuál es tu salud financiera actual y, sobre todo, de qué puedes hacer por mejorarla.

🌡 Los cinco niveles de salud financiera

Para nosotros, existen cinco termómetros de salud financiera que identifican los cinco niveles económicos en los que se puede clasificar cualquier persona desde el punto de vista financiero.

Y tú, ¿en cuál te encuentras ahora mismo?

Nivel 1: “¡Socorro, no llego a fin de mes!”

Si tienes una mala salud financiera estarás en el primer nivel

Es el nivel más bajo (y extremadamente peligroso) dentro de esta escala. 

Aquí se sitúan todas aquellas personas que, por una razón u otra, no pueden ahorrar prácticamente nada de su salario. Es más, tienen verdaderas dificultades para llegar a fin de mes.

Si ingresan 1.000 €, gastan 1.000 € y, en ocasiones, se ven obligados a endeudarse para poder acometer algunos de sus gastos corrientes.

Son personas con una nula capacidad de ahorro, sin posibilidad de generar un fondo de emergencia y a los que cualquier imprevisto puede poner en jaque toda su estructura financiera.

Y no nos equivoquemos. A este grupo no pertenecen únicamente las personas con bajos ingresos.

Existen muchas personas que tienen un salario alto (incluso ejecutivos de grandes compañías) que tienen verdaderas dificultades para llegar holgadas a final de mes. Su mala gestión económica les ha llevado a arrastrar dificultades económicas de las que les resulta muy complicado salir.

Por eso, si queremos mejorar nuestra salud financiera, no debemos permanecer en este eslabón

En la medida de nuestras posibilidades, deberemos recortar gastos, llevar un modo de vida más frugal o buscar fuentes alternativas de ingresos para pasar al siguiente nivel.

En definitiva, debemos empezar a ahorrar parte de nuestro salario. Y cuanto más, mejor.


Nivel 2: “Tengo que arreglar mi coche, no hay problema”

En este nivel financiero te puedes permitir los imprevistos ocasionales

En el siguiente nivel dentro de nuestra particular escala se sitúan todas aquellas personas que han conseguido ahorrar lo suficiente como para crear un fondo de emergencia de, como mínimo, tres meses de su salario.

Estas personas pueden hacer frente a cualquier imprevisto, como el arreglo de un coche o una reparación doméstica, sin necesidad de solicitar un préstamo. 

De este modo, pueden conciliar el sueño perfectamente sin preocuparse por su estabilidad financiera.

Pero seamos un poco más ambiciosos y pasemos al siguiente nivel, para lo cual, aparte del ahorro, necesitamos un cambio de mentalidad: pensar más como inversores y menos como ahorradores.


Nivel 3: “Estoy hecho todo un bróker”

Nivelde salud financiera donde se empieza a invertir

Este es el nivel al que, como mínimo, deberíamos aspirar todos los que quieran tener una salud financiera de hierro, imprescindible para alcanzar la libertad financiera.

En este escalafón, por supuesto, ingresas más de lo que gastas y, además, lo que consigues ahorrar lo inviertes en instrumentos que te proporcionan una cierta rentabilidad, como fondos de inversión o ETFs, acciones, préstamos crowdlending, etc..

Muchas personas que se encuentran en este nivel disponen de ingresos alternativos que les permiten ahorrar todavía más si cabe: alquileres, dividendos de acciones o incluso un segundo trabajo.

Pero no hay que dejarlo aquí, porque todavía podemos ir un poco más allá. Pensar que este nivel es suficiente para llevar un nivel de vida holgado es un error.

Conviene que, antes de invertir, establezcamos un plan a largo plazo para nuestros ahorros

Lo más recomendable, especialmente para inversores inexpertos, es elegir correctamente el instrumento de inversión, planificar aportaciones periódicas a principios de mes y olvidarnos.

El interés compuesto hará el resto por nosotros y así, podremos pasar al siguiente escalón.


Nivel 4: “Me voy a tomar varios años sabáticos”

Empezamos a hablar de palabras mayores.

Nuestro plan de inversión ha alcanzado un capital tal que ya podríamos replantearnos vivir de nuestro patrimonio.

Hablamos de palabras mayores, de poder vivir sin trabajar durante varios años o, incluso, dejar de trabajar si nuestro nivel habitual de gasto es suficiente como para llevar un ritmo de vida adecuado.

En este nivel, podríamos llegar a vivir únicamente de nuestras rentas pasivas, es decir, aquellas generadas gracias a nuestro patrimonio (mediante alquileres, dividendos, etc.).

Por ejemplo, una persona con un patrimonio de medio millón de euros repartido entre inmobiliario, acciones y fondos de inversión podría disponer de unos ingresos de unos 2.500 € brutos al mes si consigue una rentabilidad del 6%, algo bastante realista a día de hoy.

Pero, ¿y si todavía hubiese más? ¿Y si el hecho de seguir madurando la inversión nos hiciese alcanzar la libertad financiera absoluta?

Pues sí, es posible alcanzar el siguiente nivel de salud financiera.


Nivel 5: “¡Por fin ha llegado el momento! Adiós, despertador”

El máximo nivel permite tener una salud financiera casi indestructible

Es el escalón de independencia financiera pleno o también conocido como salud financiera nivel Chuck Norris 😉.

Hemos conseguido amasar tal patrimonio que no podríamos gastarlo todo en toda nuestra vida por mucho que nos esforzásemos.

Lo normal en estos casos es que el dinero trabaje directamente para nosotros

Podemos seguir haciendo crecer nuestro patrimonio, pero en este nivel tenemos un capital suficiente para llevar un ritmo de vida más que relajado simplemente recurriendo a ingresos pasivos.

De hecho, con un patrimonio de un millón de euros y una rentabilidad del 6% anual, como en el ejemplo anterior, podemos obtener unas rentas mensuales de 5.000 brutos mensuales

Casi nada.

Por supuesto, alcanzar la libertad financiera plena nos permite jubilarnos, aunque algunas personas deciden seguir trabajando en lo que realmente les apasiona. En ningún caso queremos afirmar que sea fácil conseguirlo, pero con esfuerzo, constancia y mentalidad a largo plazo es un objetivo posible para muchas personas.


Cómo alcanzar la máxima salud financiera

Independientemente del escalón en el que tú te encuentres, todos podemos luchar para alcanzar la libertad financiera absoluta, es decir, alcanzar el quinto y máximo nivel de salud financiera.

Lo importante es ahorrar gran parte de tu salario (50% o más) y, sobre todo, invertirlo en productos que generen una cierta rentabilidad como podrían ser los fondos indexados.

Y cuanto antes empieces, mejor. 

El interés compuesto es una fuerza con mucho poder, pero es mucho más efectiva a largo plazo

Y para muestra un botón.

Imagina que eres capaz de ahorrar 300 € al mes, y que los inviertes mensualmente en un fondo de inversión que proporciona una rentabilidad del 6% anualizada.

Si hacemos una pequeña simulación de esta inversión, podemos ver en qué nivel nos encontraríamos cada año:

HorizonteCapitalNivel
1 año3.816 €Nivel 2
2 años7.861 €Nivel 2
5 años21.511 €Nivel 2
10 años50.298 €Nivel 3
15 años88.821 €Nivel 3
20 años140.373 €Nivel 3
25 años209.363 €Nivel 3
30 años301.686 €Nivel 4
35 años425.235 €Nivel 4
45 años811.829 €Nivel 5

En este supuesto, en un plazo de 35 años podemos alcanzar un nivel de patrimonio suficiente como para vivir de los ingresos pasivos de una forma decente, y en 45 podríamos alcanzar el máximo nivel de salud financiera.

Eso sí, para ello, es necesario ser constante con nuestra inversión y, sobre todo, no dejarnos llevar por las emociones. Por eso, es importante establecer un plan financiero y seguirlo de la forma más estrictamente posible. 

De este modo, incluso aquellas personas que se sitúan en el primer o segundo nivel de salud financiera pueden aspirar a alcanzar el cuarto y quinto nivel para tener un nivel de libertad mucho mayor.

⤵️ La app de finanzas personales que estabas esperando

Como te quedas si te dicen:

"Te ayudamos a ahorrar tus primeros 100.000€"

Así se define Balio, la app que planifica tus finanzas de forma automatizada y gratuita. Desde la siguiente página podrás apuntarte a la lista de espera y obtener ventajas exclusivas (🎁):

Ir a la página de Balio

Fuentes:
Financial health
Calculator

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Categorías Ahorro
Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez es copywriter especializado en temas financieros. Ayuda a blogs y negocios online a escribir sus textos web para que aumenten sus ventas, conecten de manera duradera con sus clientes y tengan una marca personal bien definida y reconocible. Más información

Deja un comentario

 

Información básica sobre protección de datos
 Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail:[email protected]Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.