fbpx

Cómo vivir con poco dinero: 8 consejos para mejorar la salud de tus finanzas personales

El dinero no da la felicidad, ¿o tal vez sí? Se trata de una disyuntiva muy extendida entre la población española que tiene sus propios defensores y detractores.

Hay quien afirma que no se puede ser feliz si no se tiene dinero, y quienes piensan que la felicidad no tiene mucho que ver con ser o no rico.

De lo que no cabe ninguna duda es de que vivir cuesta dinero. La vivienda, la alimentación, el vestido, los desplazamientos… son actividades de nuestro día a día para las cuales necesitamos tener dinero.

Y no digamos ya si tenemos algún hijo, todo un pozo sin fondo de gastos continuos que no cesan ni con la edad.

Pero, ¿se puede vivir con poco dinero?

No son pocas las familias que llegan a fin de mes haciendo muchos malabares. Son el claro ejemplo de que vivir con poco dinero no solo es posible, si no que se puede realizar sin renunciar a muchas cosas de las que disfrutamos en nuestro día a día.

¡Vamos a intentar ponértelo más fácil! Si sigues estos consejos, podrás llegar más desahogado a fin de mes, y quién sabe si te dará incluso para ahorrar.

📝 Prepara un presupuesto de ingresos y gastos

Parece de perogrullo, pero muchas veces incumplimos con una de las máximas del equilibrio presupuestario: gastar menos de lo que ingresamos.

La tarjeta de crédito o el propio monedero acaban siendo nuestro peor enemigo, incluso desde el mismo momento en que vamos a hacer la compra semanal en el supermercado.

Para evitar caer en las tentaciones del día a día, lo mejor es plasmar en una hoja, ya sea hecha a mano o en Excel, la relación de ingresos y gastos esperados para el periodo, y no salirnos de ella.

Después, realiza una auditoría honesta de tus finanzas; solo así sabrás en qué partidas te has desviado y qué tienes que hacer para corregirlo.

💰 Intenta reflejarte en las personas frugales

Más no es mejor. ¿Por qué no hacer un cambio completo de mentalidad hacia un estilo de vida mucho más austero?

Lo frugal está de moda, y cada vez son más las personas que deciden adoptar un ritmo de vida mucho más minimalista. La frugalidad es sencillez, ahorro y consumo responsable.

Las personas frugales son eficientes, y eso se nota a la hora de gastar y ahorrar. Pero no tiene por qué tener connotaciones negativas; al contrario, es un mecanismo que debería estar en el día a día de cualquier persona para que vivir con poco dinero pueda ser una realidad.

💳 Evita las deudas

Las deudas son un auténtico caramelo para muchas personas, especialmente aquellas que tienen pocos recursos.

La publicidad de muchas entidades financieras es cada día más agresiva, lo que nos incita a conseguir una buena cantidad de dinero en poco tiempo y sin casi condiciones.

Craso error.

Debemos evitar las deudas en la medida de lo posible. Por muy suculenta que sea la recompensa, peor serán las consecuencias de hacerlo, especialmente si ya tenemos deudas contraídas.

Las espirales de deuda pueden, directamente, arruinarnos, de modo que hay que ser muy cauto con los préstamos que ya tenemos y con las necesidades de financiación futuras.

📊 La regla del 50/30/20

Esta regla, creada por Elizabeth Warren, consiste en dividir el conjunto de ingresos y gastos en tres partidas diferentes:

  • El 50% de los ingresos destinada a los gastos familiares básicos, como la hipoteca o las cuotas del alquiler de la vivienda, los gastos por suministros de agua, luz, gas o Internet o los gastos derivados de la manutención de los hijos, entre otros.
  • El 30% de los ingresos se destinarían a gastos flexibles, es decir, aquellos que no son básicos. Aquí encuadraríamos el gasto en ocio (viajes, salidas nocturnas, cine, etc…), la sustitución de algunos electrodomésticos o la reparación del vehículo, entre otros.
  • El 20% restante se destinará al ahorro. Para ello, lo mejor es establecer a principios de mes la cantidad destinada a esta rúbrica e intentar cumplirla a rajatabla todos los meses.

Por ejemplo, si una pareja ingresa 2.500 € al mes, a partir de la regla del 50/30/20 debería destinar, como máximo, 1.250 € a los gastos básicos y 750 € a otros gastos. Los 500 € restantes se destinarían al ahorro.

🛍️ Di no a las compras impulsivas

Las compras impulsivas son el peor enemigo de quienes buscan ahorrar. Surgen por desencadenante emocional y raras veces son necesarias.

Si, además, se trata de una compra costosa, puede acabar creando un agujero bastante significativo en nuestras finanzas personales.

Por eso, antes de realizar cualquier compra impulsiva, sea de la cuantía que sea, espérate durante 24 horas o 48 horas y madura la decisión.

Si transcurrido ese tiempo tus ganas de comprarlo han disminuido, lo mejor es que no lo compres. Así evitarás derroches innecesarios de tu dinero.

📈 No gastes; invierte  

Las personas ricas no han obtenido su patrimonio por azar, sino por creer que sus compras son una inversión más que un gasto.

Haz compras que contribuyan a aumentar tu poder de generar ingresos, y ese gasto habrá sido la mejor inversión que habrás hecho en toda tu vida.

Por ejemplo, ¿por qué no comprar un ordenador portátil para comenzar tu carrera como redactor? ¿O una buena cámara de fotos que te ayude a recibir ingresos por tus fotografías?

En vez de verlos como productos de ocio, que también, puedes intentar sacarles una segunda utilidad.

Por cierto, haz click aquí para ver nuestro comparador de plataformas de inversión inteligente.

🔧 Intenta hacer las cosas por ti mismo  

Nunca había sido tan fácil arreglar las cosas por ti mismo. Cuatro herramientas, dos tutoriales en Youtube y te habrás convertido en un auténtico experto. De este modo, evitarás tener que llamar al profesional de turno y podrás ahorrarte una buena cantidad de dinero.

Pero vayamos un paso más allá. ¿Por qué no aprovechar este expertise y sacarle provecho económico?

Si conseguimos reparar un producto, podremos aumentar su valor en el mercado de segunda mano; y si nos hacemos expertos en un área, podremos vender nuestra mano de obra a otras personas.

Ser autodidacta también tiene su premio.

💸 Disfruta de todo lo gratuito, hay más de lo que piensas

Estamos demasiado obsesionados en gastar en casi todos los planes que realizamos: restaurantes, cines, teatros, conciertos… Si se nos olvida la cartera en casa estamos vendidos, y se nos acaban las ideas.

Pero, ¿por qué no te tomas un rato para ver qué planes alternativos (y gratuitos) te ofrece tu ciudad? Hay más de los que quizá piensas, especialmente en verano y con el buen tiempo. ¡Y puede que hasta más divertidos!

Como veis, hay muchas opciones para vivir con poco dinero. Solo hace falta un poco de actitud, ponerlas en marcha, y los resultados vendrán solos.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Categorías Ahorro
Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez

Aurelio es un fanático del ahorro y de la libertad financiera. Trabaja como blogger multidisciplinar, aunque es especialista en temas económicos. Puedes leerle en El Blog Salmón y también en blogs corporativos como los de Vivus o BBVA. En el mundo offline imparte clases de economía y finanzas en un conocido centro privado.

Deja un comentario

 

Información básica sobre protección de datos
 Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail:[email protected]Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.