Robo advisors o cartera propia: ventajas e inconvenientes de cada opción

Hoy en día, invertir bajo los principios de la gestión pasiva es una realidad en España.

A pesar de que todavía estamos muy lejos de otros países, especialmente los anglosajones, cada vez son más los brókers que ofrecen fondos de inversión indexados.

Por otra parte, la generalización de los robo advisors está abriendo el mundo de la inversión pasiva a personas con menos recursos o conocimientos.

Las opciones están sobre la mesa. Ahora toca elegir la estrategia que más se ajuste a nuestros intereses.

Pero, ¿qué es mejor? ¿Invertir a través de un roboadvisor o por nuestra cuenta?

Vamos a ver las ventajas e inconvenientes de cada opción, para que puedas elegir por ti mismo.

Invertir con carteras propias

Muchas personas se plantean si invertir por su cuenta o con un roboadvisor es la mejor opción

Las carteras propias son aquellas que están confeccionadas a nuestra medida.

En otras palabras, nosotros tenemos que hacer el ejercicio de elegir los valores que mejor se ajustan a nuestro perfil, con la libertad de poder venderlos, comprarlos o traspasarlos en cualquier momento.

Para ello, debemos abrir una cuenta de inversión en un bróker, seleccionar los fondos que mejor encajan con nuestras preferencias y a nuestro asset allocation y empezar a invertir.

Hay numerosas entidades a través de las cuales podemos invertir en fondos indexados. Entre ellas, destacan BNP Paribas, Renta 4, Selfbank o ING, analizadas en más detalle en este artículo.

👍 Qué ventajas tienen las carteras propias

#1 Más ajustadas a nuestro perfil

La ventaja fundamental de este tipo de carteras es que se ajustan mejor a nuestro perfil de riesgo y a nuestro horizonte temporal, porque somos nosotros quienes directamente los elegimos.

Y es que podemos seleccionar entre una amplia variedad de instrumentos financieros para confeccionar nuestra cartera e, incluso, combinarlos entre sí.

Entre ellos destacan los fondos de inversión, el instrumento ideal para comenzar una estrategia indexada.

#2 Una estrategia más barata

En líneas generales, confeccionar nuestra propia cartera tiene la ventaja de que también tenemos la opción de escoger los instrumentos de inversión más baratos.

Sin embargo, lo que puede ser una ventaja, también puede acabar convirtiéndose en un inconveniente, especialmente si no elegimos los productos adecuados.

Y para muestra un botón: mientras un fondo de Amundi o Vanguard puede tener un TER de un 0,3%, aproximadamente, los costes totales medios de un fondo de renta variable en España se sitúan, de media, en un 1,90%.

Y todo ello teniendo en cuenta que el 93% de los fondos españoles no superan a su índice de referencia, en este caso el IBEX. Es decir, pagamos cuatro veces más por obtener una rentabilidad menor.

#3 Más flexibles

Si estamos a disgusto con un valor que tenemos en cartera o no lo está haciendo todo lo bien que nos gustaría, podemos prescindir de él de una forma rápida y sencilla.

Las carteras a medida son mucho más flexibles. Permiten hacer y deshacer a nuestro antojo, y a través de los fondos de inversión podemos traspasar valores de un fondo a otro sin coste fiscal.

👎 Qué desventajas tienen las carteras propias

#1 Desconocimiento del inversor

Creer que nuestra inversión es la panacea cuando en realidad nos está haciendo perder dinero es uno de los principales errores de todo inversor novato.

Además, una cartera poco diversificada puede acabar suponiendo un riesgo cierto, especialmente si no tenemos los conocimientos suficientes para crear un buen asset allocation.

Tener pocos conocimientos e invertir pensando que sabemos mucho es como jugar a la ruleta rusa. Los criterios en base a los cuales elegimos uno u otro instrumento acaban siendo arbitrarios, y eso puede acabar poniendo en jaque nuestras finanzas.

#2 Consume tiempo

Dependiendo del tipo de inversión, gestionar activamente nuestra cartera puede llegar a consumirnos mucho tiempo, sobre todo si pretendemos analizar muchos activos y valores diferentes.

No obstante, siempre podemos elegir otras estrategias más sencillas como la gestión pasiva.

Invertir en fondos índice es mucho más simple y consume mucho menos tiempo, pues su filosofía se basa en comprar la mayor parte de activos posibles y olvidarnos de esa inversión.

A pesar de eso, si eres tú el que elaboras tu propia cartera, quieras o no, vas a tener que echarle algunas horas.


Invertir con roboadvisors

Muchas personas se preguntan si invertir con un roboadvisor es una buena opción

Los primeros roboadvisors surgieron en el año 2008 en Estados Unidos. A lo largo de esta última década, su éxito ha sido tan brutal que muchos expertos han comenzado a temer por el futuro de la gestión activa.

En España, aunque son relativamente novedosos, captan cada vez más ahorro de los ciudadanos españoles.

Su idea es muy sencilla, especialmente para inversores novatos: invierte y olvídate. El gestor automatizado hace absolutamente todo por ti.

En nuestro país, destacan Indexa, Finizens, Finanbest o InbestMe entre algunas otras opciones.

👍 Qué ventajas tienen los roboadvisors

#1 Es un asesoramiento más personalizado y especializado

Los roboadvisors son ese asesor financiero que contratamos para que nos lleve nuestras inversiones, solo que mucho más barato y eficiente.

En base a nuestros intereses, el gestor automatizado elige los activos que mejor se ajustan a nuestro perfil, y realiza otras acciones como el rebalanceo automático de la inversión y optimización fiscal.

#2 Son muy sencillos

Entrar en la página, elegir el perfil de riesgo y empezar a invertir. Desde ese momento, el proceso queda totalmente automatizado. La inversión a través de roboadvisors no puede ser más sencilla.

No hay intervención humana, salvo en el caso que queramos modificar nuestro perfil de riesgo o reembolsar parte o la totalidad del dinero.

#3 Son independientes

No descubrimos nada cuando decimos que las entidades comercializadoras van a querer vendernos el fondo que más les convenga a ellas, que no siempre tiene que coincidir con el que más te convenga a ti.

Los roboadvisors son entidades independientes, que trabajan con las gestoras más favorables para el inversor. En consecuencia, siempre buscarán las mejores opciones para tu perfil, sin recomendarte productos que sepan que no son de tu agrado.

#4 Una estrategia óptima

Los roboadvisors gestionarán nuestro dinero como si fuesen inversores profesionales. Su objetivo es ofrecer la máxima rentabilidad posible con un nivel de volatilidad aceptable.

Esto supone una ventaja para un inversor novato: el riesgo está controlado y la rentabilidad puede ser mayor que si la selección de valores la hace por su cuenta. Además, disminuye la posibilidad de tomar una mala decisión debido a la inexperiencia.

👎 Qué inconvenientes tienen los roboadvisors

#1 Son más caros (a veces)

Las comisiones que cobra un roboadvisor son superiores a las que asumiríamos si fuésemos nosotros los que confeccionásemos nuestra cartera.

Es lógico que sea así.

Realiza la gestión que haríamos nosotros al seleccionar los fondos de inversión que mejor se adaptan a nuestro perfil, con un binomio de rentabilidad-riesgo más que aceptable.

Sin embargo, ante esta desventaja, cabe advertir que las comisiones de invertir con roboadvisors pueden ser hasta un 75% más baratos que los fondos comercializados por entidades financieras tradicionales.

Casi nada.

#2 No podemos cambiar la composición de la cartera

Aunque no nos sintamos cómodos con la confección que el roboadvisor ha hecho de nuestra cartera ni con el asset allocation elegido, nosotros como inversores no podemos cambiar esta composición.

En todo caso, el inversor podrá elegir y modificar el riesgo que quiere asumir, y la aplicación ajustará de forma automática el peso de cada fondo de inversión.

Entonces, cartera propia o roboadvisor: ¿con cuál me quedo?

Llegados a este punto, toca preguntarse: ¿qué es mejor para mí? ¿Una cartera propia o un roboadvisor?

Hay mucha gente que no sabe si decidirse por Indexa Capital o BNP Paribas, o bien Finizens o Renta 4, es decir, si delegar las inversiones a un roboadvisor o crear su propia cartera.

La respuesta a cuál es la mejor opción, como en casi cualquier circunstancia en esta vida, es: depende .

Depende de nuestras circunstancias, de nuestros conocimientos y de nuestras ganas de gestionar activamente nuestras inversiones.

➡️ Crear tu propia cartera es interesante si…

Gestionar una cartera propia es una buena opción si contamos con los conocimientos suficientes para confeccionarla con cierta confianzay además estamos dispuestos a dedicarle algo de tiempo a la inversión.

No obstante, es cierto que en carteras indexadas no son necesarios grandes conocimientos ni ser un experto. Tan solo es importante dedicarle algo de tiempo al principio para elegir nuestro asset allocation y seleccionar los instrumentos que formarán parte de la misma.

➡️ Los roboadvisors son interesantes si…

Por su parte, los roboadvisors están pensados para aquellas personas que no quieren comerse la cabeza con conceptos difíciles, no tienen apenas conocimientos financieros o, directamente, no tienen ninguna intención de acercarse al mundo de la inversión (pero sí quieren sacar algún rendimiento por sus ahorros).

Son ideales, por tanto, para personas que están empezando pero se sienten bloqueadas o abrumadas por tanta oferta bancaria y tantos conceptos que, en ocasiones, son difíciles de entender; o para aquellas personas que, incluso conociendo los entresijos de la inversión, no tienen el tiempo o las ganas suficientes para ponerse con ellas.

Invertir con roboadvisors es lo más sencillo del mundo: haces tu test de idoneidad para determinar cuál es tu perfil de riesgo, comienzas a realizar aportaciones y te olvidas por completo.

El gestor automatizado hace todo el trabajo por ti.

Y tú, ¿qué prefieres? ¿Gestionar tu patrimonio por tu cuenta intentando reducir los costes al máximo posible? ¿O quizá eres de los que se sienten más cómodos dejando las inversiones a otros para tener más tranquilidad?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
¡Ayúdanos a compartir este contenido!
Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez

Aurelio es un fanático del ahorro y de la libertad financiera. Trabaja como blogger multidisciplinar, aunque es especialista en temas económicos. Puedes leerle en El Blog Salmón y también en blogs corporativos como los de Vivus o BBVA. En el mundo offline imparte clases de economía y finanzas en un conocido centro privado.

Deja un comentario

 

Información básica sobre protección de datos
 Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail:[email protected]Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.