Principales errores al invertir en fondos indexados

Escrito por:
Hola inversión » Principales errores al invertir en fondos indexados

La inversión en fondos indexados es, con diferencia, la mejor forma de invertir que hay actualmente en el mercado. 

Sin embargo, que sea la mejor, no significa que sea perfecta. Tiene sus problemas y sus errores. Y de ello vamos a hablar hoy.

Te vamos a presentar cuáles son los principales problemas y errores de la inversión en fondos indexados: tanto los propios de este tipo de fondos, como los que cometen y causan los inversores.

☢️ Problemas y errores de los propios fondos

Vamos a empezar echando un vistazo a los errores y problemas que tienen los propios fondos indexados, no los que pueda cometer un inversor en su relación con ellos:

1️⃣ Rentabilidad limitada

En primer lugar, un problema de los fondos de inversión indexados es que tienen una rentabilidad limitada.

Esto es todavía más pronunciado cuando invertimos en carteras de fondos indexados o ETFs, porque, en estos casos, se invierte en ETFs y fondos indexados muy diversificados (generalmente, invirtiendo en TODA la economía de varios países). 

Y esto, lógicamente, erosiona más la rentabilidad que si invirtiésemos en ETFs y fondos indexados de carácter más sectorial o con criterios particulares. 

Aunque, por supuesto, eso también haría que creciese el riesgo.

¿Cómo protegernos?

Lo cierto es que no hay forma fácil de protegerse de este problema, especialmente si invertimos a través de gestoras de carteras de fondos indexados y ETFs, porque son ellas las que deciden qué compran.

Podríamos invertir por nuestra cuenta en algunos ETFs o fondos indexados sectoriales o con criterios que nos gusten, con el objetivo de añadir un extra de rentabilidad. 

Sin embargo, tampoco lo consideramos necesario. 

A fin de cuentas, una rentabilidad de aproximadamente un 5% está razonablemente bien, y, además, estamos reduciendo enormemente el riesgo al estar tan diversificados.

No obstante, sí nos gustaría ver a algunas gestoras de fondos indexados incluyendo ETFs y fondos indexados un poco más exóticos, para aquellos inversores más agresivos. 

Quizá lo veamos en los próximos tiempos, cuando estos modelos de negocio maduren.

2️⃣ Riesgo divisa

Otro problema que tienen los fondos indexados (aunque, en realidad, lo comparten con cualquier otro tipo de inversión) es el riesgo divisa.

Este riesgo hace referencia a la posibilidad de que el valor de una inversión se vea afectado por los tipos de cambio entre divisas. 

Por ejemplo, si inviertes en fondos que cotizan en dólares y éstos se revalorizan, pero el dólar se deprecia frente al euro, podrías estar perdiendo dinero en euros.

Como decimos, este es un problema que tienen absolutamente todos los activos, porque te puede pasar con un fondo indexado como te puede pasar con una commodity o una acción americana.

¿Cómo protegernos?

Lo cierto es que no hace falta protegerse. A largo plazo, el riesgo divisa no es un problema. 

Podría llegar a serlo en algunos fondos de gestión activa, por el hecho de tener que estar vendiendo y comprando.

Pero, en los fondos de gestión indexada, como no se está comprando y vendiendo constantemente, no hay ningún problema.

Así que, si eres un inversor a largo plazo, no tienes de qué preocuparte por este punto. 

3️⃣ Riesgos en los ETFs sintéticos

Algunas gestoras de fondos indexados y ETFs invierten mucho más en ETFs que en fondos indexados. Por supuesto, esto es algo que podemos elegir nosotros, así que, si este problema nos preocupa, siempre podremos optar por carteras de fondos indexados y ya está.

Pero, más allá de eso, en el caso de que queramos carteras de ETFs, tenemos que tener presente que hay un tipo de ETF que se llama ETF sintético que tiene riesgos asociados.

Estos ETFs sintéticos tienen lo que se llama un riesgo de contraparte, porque replican el índice utilizando derivados financieros, y éstos, por definición, tienen un riesgo de contraparte.

Eso sí, hay que señalar que la mayoría de los gestores de ETFs no invierten en este tipo de ETFs. Lo normal es que los gestores inviertan en ETFs físicos, porque los sintéticos se usan más para formar índices inversos y cosas así, donde las gestoras de carteras no suelen meterse.

¿Cómo protegernos?

En general, si inviertes en carteras de fondos indexados y ETFs, no tienes mucho por lo que preocuparte:

En primer lugar, puedes invertir en carteras de fondos indexados y olvidarte de este problema.

En segundo lugar, aunque inviertas en carteras de ETFs, puedes decidir no invertir en aquellas que integren ETFs sintéticos.

Y, en tercer lugar, aunque los ETFs sintéticos tienen más riesgos, lo cierto es que este riesgo no es especialmente elevado ni preocupante.

4️⃣ Potencian las crisis

Otra crítica que se le ha hecho bastante a la inversión indexada es que potencia las crisis. La lógica es sencilla: 

Si se invierte en TODO el SP&500 (digamos), se está inflando el precio de empresas que no son buenas y que merecerían tener un precio menor. Cuanta más gente invierta de forma pasiva, más se agudiza este problema. 

Así, tendríamos unas valoraciones cada vez más altas, formándose una burbuja donde los precios no reflejan la rentabilidad futura de esas empresas y, en algún momento, esta burbuja explotará.

La verdad, es una crítica bastante razonable. Y es cierto que, con la gestión indexada, estamos en un panorama nunca antes visto. Estamos en terreno desconocido y no sabemos qué puede pasar.

Ahora bien, también es cierto que, si cogemos el SP500 y quitamos las grandes tecnológicas, no es cierto que el mercado americano esté sobrevalorado. Está en niveles razonablemente normales. Y las tecnológicas tienen motivos para tener esas valoraciones tan altas.

Así que, aunque es cierto que este riesgo existe, no es menos cierto que es improbable que suceda próximamente, porque no estamos viendo la sobrevaloración que debe haber antes de que pueda considerarse que hay una burbuja.

¿Cómo protegernos?

Lo cierto es que no hay forma sencilla de protegerse de este problema, porque es una característica propia de los fondos indexados y de las dinámicas del mercado. A fin de cuentas, si mucha gente invierte en fondos indexados, esta tendencia a la sobrevaloración se va a perpetuar.

Lamentablemente, la gestión indexada podría morir de éxito.

Al menos, periódicamente: cuando llegue el momento en que haya una burbuja (de verdad, no como ahora –como decimos, no la hay) y reviente, habrá gente que se salga del mercado y venda sus fondos indexados. Eso hará que haya otro periodo de crecimiento sin exceso de sobrevaloración.

Así que, quizá, lo único que hagan los fondos indexados sea agudizar un poco tendencias propias de los mercados capitalistas.

En cualquier caso, la mejor forma de protegerse ante este problema es estar atento a las valoraciones de los índices que sigues (tanto generales como quitando grandes empresas que distorsionen la media) y, en caso de que veas que alguno está sobrevalorado, reducir la exposición.

De esta forma ganarás tranquilidad. Aunque también es cierto que un mercado puede estar sobrevalorado y aun así crecer mucho más… Es difícil de saber.

👨🏻‍💼 Problemas y errores de los inversores

Y, ahora, veamos cuáles son los problemas y errores que puede tener o cometer el inversor en relación a los fondos indexados:

1️⃣ Esperar grandes rentabilidades sin caídas

El primero de los grandes errores de los inversores en fondos indexados es esperar grandes rentabilidades sin caídas.

Y, evidentemente, esto no es posible. Especialmente si inviertes, sobre todo, en renta variable.

Como bien sabes, por lo general, tendremos una relación entre volatilidad y rentabilidad. Si invertimos en índices poco volátiles, la rentabilidad será menor. Si invertimos en índices más volátiles, la rentabilidad será mayor.

Muchos inversores (especialmente los más novatos) creen que pueden tener grandes rentabilidades con poca volatilidad. Y, evidentemente, eso no es realista.

Además, ten en cuenta que, incluso si inviertes todo en índices de renta variable, a largo plazo, la rentabilidad probablemente no sea espectacular. Ya sabes que ronda el 5 o 6% en el largo plazo.

Y, por mucho que trates de reducir la volatilidad con renta fija, inevitablemente tendrás caídas que, dependiendo del caso, pueden ser del 5, 10 o incluso 20%. 

Es decir, la rentabilidad de los fondos indexados es por definición limitada (aunque eso no significa que vaya a ser baja) y la volatilidad es siempre razonablemente alta. 

¿Cómo protegernos?

Para protegernos o no caer en este error, lo que hay que hacer es, simplemente, evitar tener expectativas no realistas.

Asume que la rentabilidad no será altísima y que, inevitablemente, tendrás que hacer frente a caídas.

Una buena forma de no sufrir mucho por ello es mentalizarse de que se está invirtiendo a largo plazo

2️⃣ Diversificar poco

Otro error habitual es diversificar poco.

Muchos inversores novatos tienden a revisar cuáles son aquellos índices que mejor lo han hecho en los últimos años para indexarse a ellos, sin mayor diversificación.

Quizá, con suerte, en vez de fijarse en uno o dos índices se fijan en cinco. Pero no van más allá.

El problema de esto es, primero, que es probable que haya una regresión a la media y esos índices pueden empezar a hacerlo mal (de hecho, es probable que esto suceda, aunque pasen un par de años en los cuales sí obtengas buenas rentabilidades).

Pero, segundo, que, probablemente, estés invirtiendo en índices muy parecidos (mismos tipos de activos, de región geográfica, etc).

Esto te hace mucho más susceptible de sufrir golpes cuando las cosas vayan mal dadas en las categorías de esos índices: Todas tus inversiones bajarán a la vez y no tendrás nada para compensar.

¿Cómo protegernos?

Para evitar esto, naturalmente, lo mejor que puedes hacer es diversificar de forma efectiva, invirtiendo en índices de diferentes regiones geográficas, tipos de activos, capitalización, sectores, etc.

O, directamente, también puedes optar por invertir a través de un roboadvisor, que te permitirá tener esa diversificación razonablemente elevada y, además, rebalanceará automáticamente tus inversiones para reducir la volatilidad y aumentar la rentabilidad.

3️⃣ No aportar periódicamente

Otro error que cometen los inversores es no aportar periódicamente a su fondo indexado.

Y, de hecho, el problema no es que no inviertan periódicamente, sino que invierten cuando el fondo está “yendo bien”, es decir, cuando está caro. 

Cuando el fondo cae, dejan de invertir.

No hace falta que expliquemos que, al hacer eso, tienes muchas más probabilidades de que tu rentabilidad se reduzca, porque el recorrido que tienen tus inversiones es a la baja. 

Seguramente no llegues a estar en negativo, porque, a fin de cuentas, los fondos tienden a ir hacia arriba y las caídas no son muy fuertes. 

Pero, sin duda, estás erosionando tu rentabilidad.

¿Cómo protegernos?

Sin duda, lo mejor es invertir periódicamente. Incluso automatizar el proceso para que, por ejemplo, cada mes ingreses la misma cantidad de dinero. De esta forma, siempre obtendrás el resultado que tenga el índice.

Si quieres maximizar ese resultado y tener una mayor rentabilidad, sencillamente, invierte una cantidad adicional cuando haya caídas en el mercado. Así, tu recorrido al alza será mayor y acabarás ganando una mayor cantidad de dinero. 

4️⃣ No ajustar el nivel de riesgo

El último error es no ajustar el nivel de riesgo. Muchos inversores, buscando la máxima rentabilidad, acaban invertidos en activos muy volátiles para los que su mente no está preparada.

Así, ante la menor de las caídas, venden su posición y pierden dinero.

Hay que entender que las inversiones, como los buenos libros, deben abordarse cuando estamos preparados. Si nuestra mente no está lista, no es el momento

Si ajustamos nuestras inversiones a nuestra tolerancia al riesgo, quizá no obtengamos las mismas rentabilidades que obtienen algunas personas que vemos en las redes sociales, pero estaremos tranquilos y podremos ir acumulando y capitalizando poco a poco.

La alternativa, como decimos, es dormir mal (cuando no, directamente, vender en el peor momento y perder dinero).

¿Cómo protegernos?

Simplemente, antes de invertir, realiza algún test para saber cuál es tu nivel de riesgo e invierte en consecuencia.

En la mayoría de roboadvisors ofrecen este tipo de tests antes de empezar a invertir con ellos, de forma que, sabiendo tu perfil de inversor y tu tolerancia al riesgo, pueden ofrecerte la mejor cartera de fondos, con la que estés tranquilo.

👉 A pesar de todo… Invertir en fondos indexados sigue siendo una gran idea

Sí, a pesar de todo lo anterior, lo cierto es que los fondos indexados son una grandísima idea

De hecho, son el tipo de inversión más recomendable para la inmensa mayoría de la población. Es por ello que nosotros los recomendamos. 

A fin de cuentas, todos los problemas y errores que hemos comentado o son poco relevantes para el inversor retail en el largo plazo, o bien se pueden corregir o nos podemos proteger de ellos.

Por tanto, como ves, sabemos que los fondos indexados tienen problemas. Somos críticos con ellos y somos capaces de ver sus fallos. Pero tenemos claro que siguen siendo la mejor opción a pesar de ello.

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez es Economista, lleva más de una década como profesor de Economía, además de ser copywritter especializado en temas financieros. En su larga trayectoria como economista y divulgador financiero ha escrito para entidades como BBVA, Rankia y El Blog Salmón, entre muchas otras. En total ha escrito más de 3.000 artículos, la mayoría sobre temas de economía, ahorro e inversión. Linkedin

1 comentario en «Principales errores al invertir en fondos indexados»

  1. indexados: diversificar, mantener la calma, no especular, no crearse expectativas de rápidas y exageradas rentabilidad, confiar en los directivos de las empresas… y rezar un pelín (como un chorizo)

    Responder

Deja un comentario

 

Responsable:Roig Collell, Guillem; Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en la política de privacidad de la web holainversion.com Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.