Cómo proteger tu dinero ante el temor de un corralito en España

La paralización casi total de la economía como consecuencia de la pandemia del COVID-19 y la consecuente crisis que se espera, ha provocado que la palabra “rescate” haya vuelto a sonar con fuerza en España. 

Y en este contexto, un término que parecía desaparecido ha vuelto de nuevo a tomar una cierta importancia: el corralito financiero.

El miedo a un pánico bancario que se pudiera llevar por delante a todo el sector financiero es un hecho. Y en estas circunstancias, las restricciones en la retirada de dinero de los bancos podrían convertirse en una realidad.

Pero, ¿qué debo hacer si se produce un evento de este tipo? Ante todo, no hay motivos para estar preocupado, al menos por el momento. No parece que exista el riesgo de que en España se pueda dar un corralito, por muy virulenta y duradera que sea la crisis del coronavirus.

Pero nunca está de más saber qué hacer y, sobre todo, cómo proteger nuestros ahorros ante el temor de un corralito en España.

📌 ¿Qué es un corralito financiero? 

El corralito es un evento financiero en el que se restringe la retirada de dinero en efectivo de las entidades financieras. 

Esta circunstancia se produce, normalmente, después de una crisis de confianza en las entidades financieras en las que todo el mundo acude en masa a retirar el dinero del circuito bancario.

Es una situación más plausible de lo que parece, que incluso ha sido narrada en algunas películas. Sin ir más lejos, la película Mery Poppins ya plasmó con acierto una escena de pánico bancario y consecuente corralito cuando el padre del niño protagonista, le recomienda a su hijo, Michael, que invierta los dos peniques que ha ahorrado, y luego el banco no se los quiere devolver.

El origen de la palabra corralito

Para conocer el origen de esta palabra tenemos que remontarnos a 2001, cuando la economía argentina estaba al borde del colapso. Por aquel entonces, el presidente del país latinoamericano, Fernando de la Rúa, decidió tomar una serie de medidas severas con el fin de evitar la retirada masiva de efectivo.

Fue el periodista Antonio Laje, experto en economía y temas políticos, quien acuñó en su programa de radio, que por cierto era líder de audiencia, el término corralito.

En el país argentino, el corralito es un parque infantil (con barrotes y suelo acolchado) en el que se pone a los niños pequeños para que estén entretenidos y no se escapen. 

Portada de La Nación referente al corralito argentino de 2001

Laje quiso hacer un símil entre ambos conceptos para facilitar la comprensión de las consecuencias de un pánico bancario. Y así nació este término que ahora a todos nos resulta familiar.

🏛 ¿Por qué se producen los corralitos financieros?

Los bancos no guardan la totalidad del dinero que sus clientes depositan en sus depósitos. De hecho, en Europa, el BCE obliga a las entidades a guardar tan solo el 1% de todos los depósitos en efectivo, algo que se repite con todos los bancos centrales del mundo.

Esto se conoce como coeficiente de caja, y está íntimamente relacionado con la banca de reserva fraccionaria. De hecho, para muchos economistas, es la principal razón que explica los períodos de crisis bancarias y financieras. 

En estas circunstancias, el mayor miedo de los bancos es que se produzca un pánico bancario, ya que no podrían responder a las solicitudes de retirada de efectivo de sus clientes. 

Para protegerse de esta circunstancia, los gobiernos mundiales pueden imponer restricciones a la retirada de efectivo de sus ciudadanos. Por eso los corralitos se producen en circunstancias específicas en las que existen dudas de la solvencia del sistema financiero

🇪🇺 ¿Ha habido algún corralito en Europa?

En el contexto de la eurozona, ha habido al menos dos corralitos importantes.

El primero de ellos ocurrió en Chipre en 2013, y limitó la posibilidad de que los chipriotas pudiesen sacar dinero de las entidades financieras del país. 

Fue la contraprestación impuesta por la Unión Europea para salvar la economía del país, que en aquel momento estaba en peligro real por la elevada dependencia que tenía el país mediterráneo de la deuda pública griega. 

El segundo corralito en Europa ocurrió en 2015, en Grecia. Ese año se anunció la intención del gobierno heleno de bloquear la totalidad de los depósitos bancarios y cerrar temporalmente las oficinas bancarias

Imagen de personas esperando en la puerta de una entidad financiera en el corralito griego de 2015

Este corralito vino motivado por la celebración del referéndum acerca de la propuesta de los acreedores internacionales, convocado por el aquel entonces primer ministro, Alexis Tsipras.

🇪🇸 ¿Puede suceder un corralito en España?

Parece improbable que este escenario se repita en España. Los ahorros de los españoles están, a priori, protegidos en nuestro país, y ni un evento tan desastroso como el coronavirus puede poner en riesgo el dinero depositado en los bancos.

Sin embargo, la declaración del estado de alarma ha llevado a muchas personas a temer por sus ahorros. Es una situación absolutamente excepcional en la que todos los bienes se ponen al servicio de la sociedad para corregirla, y en el que las garantías constitucionales no están del todo salvaguardadas. 

Además, las declaraciones de algunos políticos tampoco ayudan a instalar la tranquilidad en la población. Es más, según se recoge en El Confidencial, algunos ahorradores españoles ya están preguntando cómo llevar sus ahorros a Luxemburgo o Suiza.

Pero en principio no hay nada que temer, pues los ahorros están más que protegidos.

Por un lado, porque las entidades españolas han superado las pruebas de estrés a los que les somete la Unión Europea año tras año. Por si fuera poco, los ahorros de los españoles están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que cubre los primeros 100.000 euros por titular y entidad bancaria. 

Y aunque en algunas ocasiones el FGD se haya puesto en entredicho, lo cierto es que su mera existencia es un seguro para evitar que ocurran pánicos bancarios de cierta entidad que puedan conducir a un corralito.

Tan solo las personas que sean titulares de depósitos por una cuantía superior a 100.000 estarían desprotegidos (a partir de ese importe). Sin embargo, es un porcentaje pequeño de la población que, además, siempre pueden diversificar sus ahorros entre varias entidades.

Además, como ya hemos visto, no es habitual que se produzcan corralitos en los países de la eurozona ni tampoco a nivel internacional. 

Estar dentro de la UE ya supone un escudo de protección para los ahorros privados, especialmente en depósitos. La mayoría de las directivas comunitarias que afectan a productos de ahorro van en la defensa del consumidor.

🏦 ¿Están preparados los bancos para evitar un corralito?

La respuesta es sí. Desde la última crisis financiera que se produjo en Europa, los bancos está mucho mejor preparados para sortear las crisis financieras. Sus balances están mucho más saneados, y la confianza de los ciudadanos en ellos es mayor hoy que hace diez años.

Sin embargo, si hubiese una crisis real, es evidente que tendríamos problemas. Tenemos el ejemplo reciente del Banco Popular, una entidad que estuvo al borde de la quiebra en 2017 de no ser porque el Banco Santander se hizo con todo su balance.

Logo del Banco Popular, Grupo Santander

Pero, ¿qué hubiese pasado en caso de quiebra? El Banco de España reconoció en su momento que era dudoso que el Fondo de Garantía de Depósitos hubiese tenido dinero suficiente como para resarcir a todos sus depositantes.

De hecho, se llegó a especular con la opción de que el Banco Popular no llegase a abrir al día siguiente si se hubiese producido una avalancha de solicitudes para retirar el dinero, un hecho que hubiese provocado en sí mismo un corralito a pequeña escala.

💰 ¿Y qué hago con mi dinero si se produce el corralito?

La actual crisis del coronavirus nos ha dado una lección a todos. Cualquier evento, por improbable que parezca, puede llegar a producirse, y el corralito no es una excepción.

Pero, ¿qué debo hacer si se produce un corralito en España? Hay algunos consejos para proteger tus ahorros.

➡️ Sacar el dinero y guardarlo en casa

Es una opción posible para evitar el corralito, aunque supone matar moscas a cañonazos. Para ello, hay que retirar todo el dinero de tu banco de una sola vez y guardarlo debajo del colchón, pero tendrías varios problemas:

  • Por un lado, corres el riesgo de que alguien te lo robe.
  • Por otro lado, con tu dinero debajo del colchón, estás perdiendo año tras año poder adquisitivo por culpa de la inflación.
  • Por último, y no menos importante, es posible que el banco ni siquiera te entregue todo tu dinero, especialmente si son grandes cantidades para las que no posee efectivo suficiente.

Además, deberás realizar un acta notarial con los números de serie de los billetes que saques, para evitar tener problemas con Hacienda por blanqueo de capitales, especialmente si tienes pensado ingresar de nuevo el dinero al circuito bancario.

Por tanto, aunque es una opción posible, en realidad no es recomendable.

➡️ Abrir una cuenta en el extranjero

Tener una cuenta en el extranjero es perfectamente legal y, de hecho, cada vez es más normal.

Aunque hasta hace poco tiempo tener una cuenta en el extranjero era una opción reservada a grandes capitales, en la actualidad puedes abrirte una cuenta bancaria en cualquier entidad de la Unión Europea sin levantarte de tu silla. 

A ello han contribuido la aparición de los neobancos, un conjunto de fintech que ofrecen servicios bancarios muy completos y gratuitos a sus clientes. La mayoría de ellos son 100% online y su gestión se puede realizar desde casa, aunque tu dinero estará depositado en otro país.

Desde Hola inversión creemos que Raisin puede ser una solución muy recomendable para llevar tu dinero fuera de España ya que permite contratar depósitos y cuentas remuneradas en Europa de forma legal y segura.

De este modo, tendrás tu cuenta protegida por el fondo de garantía de depósitos del país donde abras tu cuenta y tu dinero estará seguro en base a las decisiones del Gobierno de ese país

Ten en cuenta que estas cuentas tienen impacto fiscal a efectos de Hacienda. A partir de 50.000 €, debes informar a la Agencia Tributaria española que tienes ese dinero en una cuenta de un banco en otro país. Para ello, deberás presentar el modelo 720, de declaración de bienes en el extranjero, de manera anual.

➡️ Invertir en fondos de inversión o acciones extranjeras

Cuando compras participaciones de un fondo de inversión o acciones, tu situación como inversor y ahorrador es completamente diferente a la de un depositante.

El dinero de los fondos de inversión está fuera de los balances de los bancos, de modo que no le afectan los corralitos. Dicho de otro modo, el capital de los fondos no se vería comprometido, ya que no entrarían dentro de una supuesta liquidación de la entidad en caso de quiebra.

Desde el primer momento, eres dueño de unas participaciones como suscriptor de un fondo de inversión.

Es más, puedes realizar la suscripción a través de una gestora extranjera que tenga domicilio fuera de España 🇪🇺, y lograr una protección adicional. Además, los traspasos entre fondos de inversión están exentos del pago de impuestos, de manera que a nivel fiscal son productos bastante eficientes.

Más ventajas: la forma de invertir en ellos es directa, sencilla, proporciona liquidez inmediata y, además, puedes asegurarte una cierta rentabilidad. Puedes hacerlo en un banco comercializador o a través de un roboadvisor.

Eso sí, en el momento en el que reembolses tu capital dentro del fondo, volverás a estar expuesto ante un corralito, ya que tu dinero pasará a formar parte de nuevo del balance del banco.

➡️ Comprar oro físico

El oro ha sido siempre considerado como el principal activo refugio.

Su valor ha sido más o menos estable a lo largo de la historia, pues se ha utilizado para compensar etapas de inflación o de crisis económicas.

Además, el oro no forma parte del sistema financiero, por lo que es un activo que puede ser totalmente privado. Es decir, la posesión de este metal pertenece a su titular por completo y, al fin y al cabo, no es más que dinero.

En consecuencia, a nivel empírico, no cabe duda de que el oro es una reserva de valor de primer orden

La demanda constante que lo respalda le protege de la inflación y la consecuente devaluación de las divisas. Y, sobre todo, protege tu dinero ante un eventual corralito, y puede ser fácilmente convertible en dinero cuando las cosas vuelvan a su curso natural. 

➡️ Deuda pública

Otra de las opciones es invertir en deuda pública de alguno de los países más seguros y solventes del mundo, como Alemania o Estados Unidos. 

La forma más sencilla de hacerlo es invertir en un fondo de inversión de renta fija que compre títulos de deuda pública de Estados Unidos 🇺🇸

De este modo, estamos convirtiendo nuestros euros a dólares, la principal moneda de reserva a nivel mundial. 

Eso sí, tendremos que asumir una rentabilidad cercana a cero o incluso negativa, es decir, pagar por ser acreedores del Tesoro de los Estados Unidos de América.

Esto nos protege de tres formas:

  • Si el banco quiebra, nuestro dinero estará depositado en una gestora independiente, fuera de su balance.
  • Si España sale del euro, nosotros tenemos nuestro dinero invertido en dólares, y en cualquier momento podríamos convertirlos a la nueva moneda de nuestro país en el momento del reembolso.
  • En caso de que haya corralito financiero, a nosotros no nos afecta. Solo en el momento en el que se levanten las restricciones, podemos volver a utilizar nuestro dinero con normalidad.

En definitiva, existen opciones más que suficientes para proteger nuestros ahorros de cara a un posible, aunque improbable, corralito en España. 

De la duración del coronavirus y de la situación de la economía española después de esta crisis dependerán las decisiones que se tomen a nivel financiero, pero todo indica que nuestro dinero está a salvo dentro del banco.

✅ ¿Cómo empezar a invertir mis ahorros?

La pregunta del millón para muchos lectores de Hola inversión.

Para responderla bien hemos elaborado una guía para que aprendas a rentabilizar tus ahorros de forma inteligente. Te lo explicamos todo paso a paso y de forma muy sencilla en este artículo:

→ Guía para invertir de forma inteligente

Además, puedes acceder a nuestra comparativa de roboadvisors para elegir el mejor gestor automatizado del mercado o a nuestro comparador de planes de pensiones para disfrutar de ventajas fiscales con las comisiones más bajas.

Si tienes alguna pregunta puedes ponerte en contacto con nosotros o dejar un comentario. 

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez es copywriter especializado en temas financieros. Ayuda a blogs y negocios online a escribir sus textos web para que aumenten sus ventas, conecten de manera duradera con sus clientes y tengan una marca personal bien definida y reconocible. Más información

Deja un comentario

 

Información básica sobre protección de datos
 Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail:[email protected]Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.