fbpx

Patrimonio neto: definición y claves para aumentarlo

Las sociedad suele tener una idea muy equivocada de lo que significa ser rico. La realidad es que las personas ricas no tienen mucho dinero o, al menos, no tienen por qué tener mucho dinero.

Una persona rica, como su propio nombre indica, posee mucha riqueza. En otras palabras, posee un gran patrimonio. A diferencia de la creencia popular, el dinero es solo una pequeña parte de esa riqueza o de ese patrimonio neto.

📖 Entonces, ¿qué es el patrimonio neto?

El patrimonio no es más que el conjunto de bienes, derecho, cargas y obligaciones pertenecientes a una persona, a una familia o a una empresa.

En él se incluyen todos los activos materiales que posee, como viviendas, coches, dinero y otros activos inmateriales, como las acciones de una compañía, y las deudas.

En este artículo vamos a explicarte en qué consiste el patrimonio en términos netos, cuál es el patrimonio adecuado para una familia y, sobre todo, cómo aumentar tu patrimonio neto para mejorar tus finanzas personales.

🧮 Cómo se calcula el patrimonio neto

El patrimonio neto se calcula restando de todos los bienes que una persona posee todas las deudas u obligaciones de pago que tiene contraídas.

Por ejemplo, si tienes una vivienda en propiedad sin cargas por valor de 150.000 €, ese será el valor que formará parte de tu patrimonio neto. En cambio, si sobre ella pesa una hipoteca de 100.000 €, el valor que integrarás dentro de tu patrimonio neto será de 50.000 € (resultado de restar 150.000 a 100.000 €).

El patrimonio de una familia o una empresa está compuesto por los activos (todo lo que tienes) y los pasivos (todo lo que debes). 

Vamos a ver cómo se calculan los activos y los pasivos.

➡️ Calcular el valor de todos tus activos

Para calcular el valor de tus activos, deberás conocer el valor de venta de los mismos a día de hoy. No se utiliza el valor de adquisición, sino su valor actual en caso de una hipotética venta. 

Se trata de una medida que, para algunos bienes, será complicada de estimar, porque no existe un mercado donde podamos conocer la cotización de todos nuestros activos. Otras veces, el cálculo será más sencillo.

Por ejemplo, en el caso de nuestra tesorería, tan solo tendremos que sumar el valor actual de nuestro dinero en nuestras cuentas corrientes y efectivo.

Los instrumentos de capital mobiliario, como las acciones y los fondos de inversión, también serán sencillas de valorar, porque existe un mercado organizado donde cotizan estos valores, y que nos dan el valor por el que pueden ser vendidos en este momento.

Sin embargo, será muy complicado estimar el valor actual de otros elementos de nuestro patrimonio, como los terrenos o los activos inmobiliarios. 

En este caso, no queda otra opción que utilizar el valor de adquisición, tal y como hacen muchas empresas cuando tienen que valorar los activos fijos de su balance.

➡️ Calcular el valor de todos tus pasivos

Los pasivos son nuestras obligaciones de pago futuras, tanto a corto como a largo plazo.

La hipoteca, el crédito para el pago del coche o un préstamo personal para el pago de las vacaciones son algunos ejemplos de los pasivos más habituales en los que incurren la mayoría de las familias españolas.

Estos pasivos se valorarán en función del capital pendiente de amortización, y no del total del importe concedido. 

Por ejemplo, si para un préstamo concedido por valor de 100.000 € tenemos pendiente de pago 50.000 €, en el patrimonio tan solo imputaremos en negativo este último importe.

➡️ Activos – Pasivos, la fórmula del patrimonio neto

Una vez tengamos el valor de todos los activos y de todos los pasivos, calcular el patrimonio neto es sencillo, tan solo hay que restarlos:

Patrimonio neto = Activos – Pasivos

Ejemplo de patrimonio neto de una familia

Vayamos con un ejemplo, tomando para ello un inventario de activos y pasivos de una familia normal.

ConceptoActivoPasivoTotal
Vivienda250.000 €125.000 €125.000 €
Coches35.000 €12.000 €23.000 €
Moto3.000 €1.200 €1.800 €
Terreno40.000 €0 €40.000 €
Inversiones50.000 €0 €50.000 €
Dinero en cuentas15.000 €0 €15.000 €
Préstamos varios0 €8.500 €-8.500 €
Total393.000 €103.300 €289.700 €

La tabla es sencilla de entender. Vayamos punto por punto:

  • La vivienda es propiedad de la familia y tiene un valor de 250.000 €, pero ha sido adquirida mediante préstamo hipotecario y sobre ella pesa en la actualidad una carga de 125.000 € (es decir, 125.000 € están todavía pendientes de pago).
  • La familia tiene dos coches nuevos por valor total de 35.000 € y una moto de 3.000 €. Todos estos vehículos han sido adquiridos a través de préstamos. Todavía queda pendiente de pago 12.000 € para los coches y 1.200 € para la moto, lo que hacen un total de 13.200 € en deudas.
  • Tienen también un terreno cerca de la playa con un valor de unos 40.000 € aproximadamente.
  • Tienen 15.000 € en dinero en cuentas corrientes.
  • Y todavía tienen pendiente de pago 8.500 € en varios préstamos e importes pendientes de pago de sus tarjetas de crédito (para las vacaciones, para la compra de material escolar, etc).

Esta familia tendrá activos por valor de 393.000 € y pasivos por valor de 103.300 €. Su patrimonio es, por tanto, de 289.700 €, la diferencia entre su activo y su pasivo.

Por poner este dato en contexto, recordemos que la riqueza neta de las familias españolas es de 245.600 €, según datos del Banco de España, aunque en este cálculo no se incluyen los vehículos ni otros bienes duraderos. 

Por tanto, la tabla del ejemplo anterior podría mostrar perfectamente el inventario de bienes y deudas de una familia media en España.

📉 Qué pasa si tengo un patrimonio negativo

Si el valor de los pasivos supera el valor de los activos, significa que nuestro patrimonio neto es negativo. 

En otras palabras, tenemos contraídas más deudas de lo que realmente valen ahora mismo todos nuestros bienes.

Mal asunto.

En estas circunstancias, una familia (o una empresa) estaría en quiebra técnica

Esto quiere decir que ni siquiera liquidando todos sus activos tendría dinero suficiente para pagar todas las deudas pendientes, tanto a largo como a corto plazo.

Entonces, ¿qué podemos hacer en esta situación? 

Consejos y definición de patrimonio neto

Las empresas tienen un procedimiento concursal conocido como concurso de acreedores para solucionar una situación de suspensión de pagos; o, alternativamente, liquidar la empresa, si el procedimiento no es viable.

Y, en cualquier caso, su responsabilidad está limitada a las aportaciones de los socios al capital de la empresa. Es decir, un empresario solo deberá responder de las deudas ante sus acreedores en función de sus aportaciones al capital social, que para una sociedad limitada apenas llega a los 3.000 €.

Sin embargo, las personas físicas lo tienen más complicado, ya que una situación de insolvencia supondría tener que responder de las deudas con todo su patrimonio, presente y futuro. Así está regulado en el artículo 1.911 del Código Civil.

Hace unos años se activó un mecanismo concursal conocido como quiebra familiar, o ley de segunda oportunidad. Esta posibilidad paraliza las reclamaciones de todos los acreedores, así como los intereses de la misma hasta que no se resuelva el procedimiento. 

En estas circunstancias, los acreedores admiten quitas de la deuda o alargamiento del plazo para la devolución de las mismas. 

Sin embargo, y a diferencia de lo que ocurre en otros países, esta posibilidad no ha tenido demasiado éxito. Muy bonito sobre el papel, pero nada atractivo en la práctica.

Por el momento, una familia en quiebra está condenada prácticamente de por vida, ya que cualquier dinero en el banco será embargado hasta liquidar la totalidad de las deudas pendientes de pago.

📈 Consejos para aumentar el patrimonio neto

Si nos quedamos con la teoría, esta es bien sencilla: matemáticamente, para aumentar el patrimonio neto tan solo hay que incrementar el valor de los activos o reducir el valor de los pasivos.

Pero vayamos un paso más allá, intentando imitar lo que hacen los ricos: aumentar al máximo posible los activos sin recurrir a la deuda. O si hay que recurrir a ella, a una deuda “buena”, que al menos sirva para aumentar el valor del activo.

Es decir, hay que intentar en la medida de lo posible que la deuda no se destine a pagar gastos corrientes, como el pago de los gastos iniciales de una hipoteca, las vacaciones, las compras o la reparación de un coche. 

Es esta deuda “mala” la que puede poner en jaque nuestras finanzas personales.

Y bien, ¿cómo se logra esto? Pues muy fácil, ahorrando e invirtiendo, y haciéndolo a largo plazo si es posible. 

Tu cuenta corriente debería limitarse al dinero necesario para pagar tus gastos corrientes y algún que otro capricho. El resto, debería estar invertido en los productos adecuados.

En unos años, el interés compuesto hará el resto. 

Poco a poco, nuestro patrimonio irá creciendo. Al principio lo hará muy lentamente, luego de manera exponencial, y casi sin darnos cuenta. 

Si quieres aumentar tus conocimientos sobre ahorro e inversión, aquí te dejamos esta pequeña guía para que aprendas a invertir. Y si tiene cualquier duda, nos vemos en los comentarios.

⤵️ La app de finanzas personales que estabas esperando

Como te quedas si te dicen:

"Te ayudamos a ahorrar tus primeros 100.000€"

Así se define Balio, la app que planifica tus finanzas de forma automatizada y gratuita. Desde la siguiente página podrás apuntarte a la lista de espera y obtener ventajas exclusivas (🎁):

Ir a la página de Balio

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Categorías Ahorro
Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez es copywriter especializado en temas financieros. Ayuda a blogs y negocios online a escribir sus textos web para que aumenten sus ventas, conecten de manera duradera con sus clientes y tengan una marca personal bien definida y reconocible. Más información

Deja un comentario

 

Información básica sobre protección de datos
 Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail:[email protected]Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.