Fondos de inversión de cartera permanente

Escrito por:
Hola inversión » Fondos de inversión de cartera permanente

La cartera permanente es uno de los modelos de cartera para invertir tu patrimonio que mejores resultados ha dado en el largo plazo. 

Es por ello que muchas personas se preguntan si no habrá algún fondo de inversión que siga el modelo de la cartera permanente

Y… ¡Claro que los hay!

Hoy hablamos de ellos.

👉 ¿Qué es la cartera permanente?

Como sabes, la cartera permanente es un modelo de cartera que busca conseguir una buena rentabilidad sin demasiada volatilidad. 

De esta forma, se puede conseguir un crecimiento interesante del patrimonio sin pasar por épocas en que el patrimonio esté muy bajo.

Y es que, si inviertes únicamente en renta variable, por ejemplo, es perfectamente posible que, durante un cierto tiempo (digamos, 5 años), tengas unos crecimientos espectaculares. Pero que, de repente, llegue una crisis, y te veas con que tu patrimonio se ha reducido a la mitad.

Esto es algo muy frecuente y, aunque cuando se invierte en renta variable se es consciente de que esa es una situación pasajera, a nadie le gusta ver cómo cae así su patrimonio.

Además, hay que recordar que, normalmente, cuando la Bolsa cae así, es porque viene una crisis, de tal modo que, cuando peor estén nuestras finanzas, será cuando peor esté, también, nuestra situación laboral y la de los que nos rodean.

Es decir, cuando más podemos necesitar nuestro capital, es cuando menos nos interesa tocarlo, porque es cuando más lo malvenderemos.

Por todo ello, conviene reducir la volatilidad y tener siempre el capital creciendo a un ritmo más o menos constante, de tal modo que, cuando llegue una crisis, no nos afecte tan negativamente.

Y para eso está ideada la cartera permanente.

Lo que propone este modelo de cartera es invertir en cuatro grandes activos: acciones, bonos, efectivo y oro.

Estos cuatro activos están descorrelacionados entre sí. Es decir, normalmente, cuando las acciones suben, los bonos y el oro bajan. Sin embargo, cuando las acciones bajan, el oro sube. Además, cuando todo baja, nuestro efectivo se revaloriza.

En suma, al ser activos tan descorrelacionados, cuando una cosa vaya mal, otra irá bien y, en general, no notaremos demasiado efecto negativo. 

Al mismo tiempo, todos los activos crecen tranquilamente, no tan rápido como crecerían si invirtiéramos únicamente en Bolsa, pero van creciendo paulatinamente.

Por ello, hablamos de que, con la cartera permanente, tenemos una buena rentabilidad a cambio de una menor volatilidad.

Lo único que hay que hacer es invertir en esos activos e ir rebalanceando la cartera para que cada uno de ellos ocupe un 25% del total de la cartera.

Normalmente, esto se hace a final de año: cuando termina el año natural, vemos qué porcentajes ocupan los activos de nuestra cartera. 

Si vemos que las acciones ocupan un 40% porque se han revalorizado mucho, vendemos hasta que ocupan un 25% y compramos de los otros activos.

Además, si, en cualquier momento del año, un activo pasa a ocupar un 35% o un 15%, vendemos y compramos para reorganizar la cartera y que cada activo vuelva a ocupar un 25%.

Cómo invertir en fondos de cartera permanente

Esta es la forma en que la cartera se revaloriza, porque siempre estás vendiendo aquello que más se ha revalorizado y comprando aquello que menos lo ha hecho.

Y, en definitiva, este es el funcionamiento de la cartera permanente, un tipo de cartera que, en los últimos tiempos, se ha puesto muy de moda. Y no es para menos.

Ahora bien… ¿Me interesa este modelo de cartera? 

Y, de ser así, ¿cómo lo hago para invertir siguiendo el modelo de cartera permanente? De eso, hablamos en los siguientes apartados.

💰 ¿Me interesa invertir siguiendo un modelo de cartera permanente?

Depende

Lo primero que tienes que tener claro es que no es un modelo de cartera tan rentable como lo pueden ser otros.

Por ejemplo, una cartera 100% de renta variable, en el muy largo plazo, tiende a ser más rentable que la cartera permanente

No por muchísimo más, pero sí por dos o tres puntos. Y esos puntos, acumulados a lo largo de los años y por efecto de interés compuesto, acaba siendo mucho dinero.

Por lo tanto, es importante que comprendas que la cartera permanente no es la opción que más beneficios económicos te va a reportar. 

Ahora bien, es la que más tranquilidad puede aportarte, porque es la que más permite reducir la volatilidad sin demasiado sacrificio de rentabilidad. Pero debes entender que lo prioritario no es la rentabilidad, sino reducir la volatilidad.

Por ello, se considera que la cartera permanente es una forma de invertir conservadora. Si tu perfil de inversor es más bien arriesgado, probablemente esta forma de inversión no sea la adecuada para ti.

Ahora, si tienes un perfil más conservador, porque ya tienes cierta edad o, simplemente, no quieres depender de los vaivenes de la Bolsa, la cartera permanente es una excelente opción.

🔍 ¿Qué opciones tengo para invertir con un modelo de cartera permanente?

Para invertir siguiendo el modelo de la cartera permanente tienes dos grandes opciones: O bien inviertes conformándola tú mismo, o bien lo haces a través de un fondo de inversión.

Cada una de estas opciones tiene sus ventajas y desventajas, y vamos a verlas a continuación:

➡️ Por ti mismo

La primera opción es formarte tú mismo tu cartera permanente comprando los activos y, después, periódicamente, rebalanceándolos.

Para ello puedes comprar ETFs de Bolsa, renta fija, oro y mantener efectivo. Otra opción es comprar el oro y tenerlo en casa, de esta forma le sacas el máximo partido a la idea de tener una parte de tu patrimonio en oro, aunque, claro, tiene la dificultad de que, de esta forma, tienes menos liquidez.

En cualquier caso, la idea es esa: compras tú mismo los activos y los vas gestionando.

Esto te permitirá ahorrarte la comisión que te cobraría el fondo de inversión, pero tiene el efecto negativo de que tienes mucho más trabajo de gestión.

Dependerá de ti si quieres una cosa u otra.

➡️ Mediante fondos de inversión

Si inviertes mediante fondos de inversión, tendrás las ventajas y desventajas opuestas. Así, no tendrás que preocuparte por la gestión, pero tendrás que pagar una pequeña comisión para que un tercero lo haga por ti.

Los fondos de inversión, como bien sabes, son vehículos de inversión colectivos. Es decir, un vehículo en el que diferentes particulares invierten su dinero y, después, una persona o grupo de personas lo gestiona.

Pues bien, los fondos de inversión de cartera permanente invierten el dinero siguiendo el modelo de cartera permanente, de forma que sus partícipes se benefician de todas sus ventajas sin tener que dedicarse a la gestión por sí mismos.

Para aquellas personas que quieren invertir y olvidarse, sin duda, son la mejor opción. Así que vamos a ver cuáles son los mejores fondos de inversión de carteras permanente que hay actualmente en el mercado.

💼 Fondos de inversión de cartera permanente

Vamos a ver ahora cuáles son los dos principales fondos de inversión que invierten siguiendo un modelo de cartera permanente. Ambos son fáciles de acceder para cualquier inversor particular:

1️⃣ Icaria Cartera Permanente

Invertir en Icaria Cartera Permanente

En primer lugar, tenemos el fondo de inversión de Cartera Permanente de Icaria. Tal y como ellos lo proponen, se trata de una cartera para mantener durante toda la vida sin tener que preocuparte de nada.

Simplemente, tú vas ingresando cuando puedas el dinero que consideres oportuno y ellos, poco a poco, lo van invirtiendo en los diferentes activos y haciendo los rebalanceos oportunos.

Para conformar la cartera, lo que hacen es comprar un ETF de oro, otro de Bolsa global (el MSCI World), comprar bonos en directo y mantener cash y renta fija a corto plazo como efectivo.

De esta forma, las cuatro patas de la cartera permanente quedan completamente cubiertas.

Además, hay que decir que este fondo, como se apoya en ETFs de gestión pasiva, ofrece unas comisiones muy bajas. Así, tan sólo hay que pagar un 0,5% de comisión de gestión y un 0,1% de comisión de depositaría. 

A esto hay que sumar un cierto coste por comisiones de intermediación (que son cercanos a cero porque apenas se rota la cartera) y los gastos que tengan los propios ETFs que se contratan para conformar la cartera.

En suma, la cartera permanente de Icaria apenas tiene unas comisiones del 0,7%, lo cual está muy bien, porque apenas nos restará rentabilidad en nuestra inversión.

2️⃣ River Cartera Permanente

Invertir en River Cartera Permanente

Después, tenemos la cartera permanente de River, que, básicamente, nos ofrece lo mismo (al fin y al cabo, las diferencias son mínimas, puesto que ambos tratan de aplicar el modelo de cartera permanente antes explicado).

Según los propios gestores de River, su cartera permanente está pensada para inversores con un perfil conservador que buscan proteger su capital al mismo tiempo que crece a un ritmo razonable, sin ser ésta su prioridad.

Asimismo, plantean que puede ser una buena cartera complementaria a otras carteras más enfocadas al crecimiento, las cuales pueden aportar una mayor rentabilidad, pero, al mismo tiempo, tener un mayor riesgo a la baja.

No obstante, nosotros no recomendamos invertir en más tipos de carteras si te decides a invertir en una cartera permanente. Al fin y al cabo, la cartera permanente tiene como principal valor su simplicidad

Si empiezas a complicarlo… ¿Qué sentido tiene?

En cuanto a la distribución de activos, es un poco más compleja que la cartera de Icaria. Esto se debe a que no replican la versión refinada de la cartera permanente, sino la original, que era ligeramente más compleja (aunque la esencia sigue siendo la misma).

Así, invierten en renta variable global, inmobiliario global, tesorería a largo plazo, bonos a largo plazo, bonos a corto plazo y oro

Para ello, se utilizan diferentes ETFs y algunas compras directas. 

Así, nos encontramos con la siguiente distribución:

5,15% en HSBC MSCI World, 5,25% en Lyxor MSCI World, 2% en iShares Emerging Markets, 6,25% en Vanguard US Real Estate, 6,25% en Vanguard Ex US Real Estate, 12,5% en Invesco Physical Gold, 12,5% en Wisdom Tree Physical Swiss Gold y 50% en bonos de compra directa.

Como ves, en este caso, la distribución de activos es mucho más completa que en el caso anterior, por lo que se tiene una protección más fuerte frente a cualquier evento del mercado.

Por la parte de las comisiones, encontramos que las comisiones son de apenas 0,6%, lo cual está francamente bien.

➡️ ¿Con qué fondo me quedo?

Ahora, después de ver los dos fondos de inversión de cartera permanente que tienes a tu disposición, lo normal es preguntarse… ¿Con cuál me quedo?

Nuestra opinión es que, siendo las dos conservadoras (porque la cartera permanente lo es en sí misma), la cartera de River es algo más conservadora aún, porque su diversificación es mayor y su comisión es ligeramente inferior.

Si quieres asumir un pequeño riesgo extra (muy bajo, en realidad) a cambio de una pequeña rentabilidad extra (también muy baja), mejor el fondo de Icaria.

La verdad, esto es rizar el rizo. 

Elijas el que elijas vas a tener buenos resultados y la diferencia va a ser de décimas en volatilidad y en rentabilidad, así que no deberías preocuparte demasiado por elegir uno u otro.

📌 ¿Es la mejor forma de invertir siguiendo un modelo de cartera permanente?

Como ya hemos dicho, los fondos de inversión de cartera permanente no son la única forma de invertir siguiendo este modelo de cartera.

De hecho, la forma clásica y más habitual es invertir comprando tú mismo los distintos elementos que componen la cartera.

Esto tiene varias ventajas respecto a la inversión a través de fondos de inversión. Estos son los más destacables:

1️⃣ Ahorro en comisiones

La primera ventaja (y la más obvia) es la del ahorro en comisiones. Al ocuparte tú mismo de la gestión, no tienes que pagar a un tercero por hacerla. 

Esto puede parecer poco relevante, pero no lo es. 

Piensa que, si, de media, obtienes un retorno con la cartera permanente del 6% anual y el fondo te cobra un 1% de comisión, tu rentabilidad se queda en un 5%. A largo plazo y por efecto del interés compuesto, esa diferencia es importante.

2️⃣ Elección de ETFs 

Otra ventaja de conformar tú mismo tu cartera permanente es que puedes elegir aquellos ETFs que más te gusten

En general, hay que decir, los fondos de inversión ya eligen los mejores ETFs que hay a su alcance. 

Pero, si inviertes de forma personal, puedes optar por otros ETFs que consideres más interesantes para tu estrategia (por ejemplo, puede que quieras exposición a la renta variable global, no sólo a la occidental).

3️⃣ Exposición segmentada

Al hilo de lo anterior, puedes decidir cómo exponerte a cierto tipo de activo. Por ejemplo, la cartera permanente dice que hay que invertir en renta variable y renta fija, pero no te dice en qué concretamente. 

Y no es lo mismo un bono alemán a corto plazo que uno argentino a largo plazo. Conformando tú mismo tu cartera, puedes elegir mejor dónde invertir y segmentar mejor.

4️⃣ Posibles variaciones

Evidentemente, gestionar tu propia cartera permanente te permitirá hacerle pequeñas variaciones, si lo deseas. 

Por ejemplo, puede que prefieras añadir un activo adicional (las criptomonedas, por ejemplo) y, así, en vez de un 25% en cada tipo de activo, prefieras tener un 20% en cada tipo de activa, habiendo añadido este nuevo. 

O, directamente, puede que seas un ferviente defensor de Bitcoin y prefieras eliminar el 25% de efectivo y sustituirlo por Bitcoin

Son opciones que puedes llevar a cabo si controlas personalmente tu cartera permanente y que no puedes hacer en un fondo de inversión.

5️⃣ Adelantarte al mercado 

Por último, también te permite adelantarte al mercado. Si detectas que el mercado va en una dirección tal que te parece que se va a reducir el valor de la renta variable, puedes considerar reducir la exposición, pasando de un 25% a un 15%, por ejemplo.

De esta forma, puedes tener una mayor resiliencia frente a las crisis con una gestión un tanto más activa. Esto, evidentemente, no lo van a hacer en los fondos de inversión de cartera permanente.

Sin embargo, tal y como hemos mencionado anteriormente, también tiene puntos negativos. El principal es que exige mucho más trabajo de gestión, además de un mayor conocimiento de lo que se está comprando.

Es por ello que, por nuestra parte, recomendamos la inversión en fondos de inversión de cartera permanente para aquellos que quieren invertir y olvidarse

Sin embargo, si estás dispuesto a estar un poco más encima de tus inversiones y tienes ciertos conocimientos, te recomendamos formarte tu propia cartera permanente.

Como puedes ver, existen fondos de inversión de cartera permanente que pueden ayudarte a invertir siguiendo esta metodología de forma muy simple y sin complicarte la vida gestionando múltiples tipos de activos. 

¿Te convencen o prefieres ir por libre?

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez es Economista, lleva más de una década como profesor de Economía, además de ser copywritter especializado en temas financieros. En su larga trayectoria como economista y divulgador financiero ha escrito para entidades como BBVA, Rankia y El Blog Salmón, entre muchas otras. En total ha escrito más de 3.000 artículos, la mayoría sobre temas de economía, ahorro e inversión. Linkedin

Deja un comentario

 

Responsable:Roig Collell, Guillem; Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en la política de privacidad de la web holainversion.com Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.