Por qué deberías adoptar un estilo de vida minimalista

El minimalismo está de moda y ha irrumpido en todos los ámbitos de nuestro día a día: queremos viviendas minimalistas, logos minimalistas, diseños minimalistas, transportes minimalistas…

Sin embargo, todavía son pocas las personas y familias que deciden adoptar un estilo de vida minimalista, cuando este posiblemente sea el ámbito que más beneficios nos puede reportar, tanto a nivel de bienestar social como, por supuesto, económico.

Quienes sí han dado el paso presumen de los beneficios del minimalismo y animan a todas las personas a hacer lo mismo. Aseguran que podrás mejorar la salud de tus finanzas personales e, incluso, conseguir la ansiada libertad financiera.

Por esta razón, te damos algunas razones por las que deberías llevar a cabo un estilo de vida minimalista.

➡️ Porque valoras mucho más tu dinero

En una sociedad como la actual, en la que el consumismo forma parte de nuestro día a día, parece que el minimalismo está íntimamente relacionado con la tacañería, cuando en realidad no es así. Se trata de una filosofía que se basa en optimizar recursos económicos y evitar dispendios innecesarios.

Los minimalistas son conscientes de que cada euro invertido en algo que no les aporta valor es un euro tirado a la basura. Y, por tanto, es un euro que no podrán invertir en lo que realmente quieren.

Dicho de otro modo, quienes han adoptado el minimalismo en su estilo de vida únicamente gastan su dinero en aquellos bienes que realmente les aportan algo o les hacen realmente felices.

Es decir, gastan su dinero de forma mucho más inteligente, sin dejarse llevar por atractivas campañas de marketing que generen una necesidad que ya tenemos satisfecha o evitando compras impulsivas que en la mayoría de ocasiones son innecesarias.

➡️ Porque ahorras   

Es evidente que si no gastas, ahorras. Y si ahorras, no solo consigues un colchón para imprevistos, sino que además puedes invertir parte de este remanente

El principal factor para lograr la independencia financiera es el ahorro. Si conseguimos eliminar gastos superfluos y reducir otros llevando un estilo de vida mucho más austero, conseguiremos aumentar la base sobre la cual invertir y conseguiremos de esta manera alcanzar nuestros objetivos mucho antes.

Es más, se trata de un proceso que se retroalimenta. Al necesitar pocos bienes y servicios y, por tanto, gastar menos, podremos aumentar nuestro ahorro.

Pero, además, nos acostumbraremos a un estilo de vida mucho más austero para el que necesitaremos menos recursos económicos. Es decir, conforme vamos quemando etapas para alcanzar el minimalismo, más se reduce la necesidad de recursos.

➡️ Porque te darás cuenta de lo poco que necesitas para ser feliz

Hay un dicho muy español que dice que el dinero da la felicidad. Esta máxima, tan repetida hoy en día, no es más que una expresión que se utiliza para justificar un estilo de vida consumista que no tiene cabida en el minimalismo.

La frugalidad y la austeridad te harán darte cuenta de lo poco que necesitas para ser feliz.

Puedes ganar millones y no tener satisfechas tus necesidades básicas y, al contrario, ganar poco dinero y estar plenamente satisfecho con tu vida. 

En muchas ocasiones, es cierto que el dinero ayuda a alcanzar la felicidad, pero en ningún caso es el elemento sobre el que debe girar tu vida. Hay otros elementos intangibles, como el amor, el cariño y las relaciones humanas que nunca podrán ser compradas por dinero, al menos no de forma sana.

De hecho, quienes presumen de un estilo de vida minimalista utilizan otra expresión mucho más adecuada: no es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita

➡️ Porque no necesitarás endeudarte

La regla básica para ahorrar es gastar siempre menos de lo que ingresas. Si no consigues mantener este equilibrio, estarás viviendo por encima de tus posibilidades y, por tanto, necesitarás endeudarte constantemente. Esto constituye un verdadero problema que puede llevarte a la ruina, especialmente si llegan gastos imprevistos.

Las personas minimalistas nunca viven por encima de sus posibilidades. Siempre ahorran más de lo que ingresan, lo que les permite constituir un buen fondo de emergencia para contar con una economía totalmente saneada.

Por supuesto, este tipo de filosofía exige no recurrir nunca a la deuda. Si tenemos que pedir préstamos o líneas de crédito, es porque no disponemos del dinero suficiente como para llevar el actual estilo de vida, lo cual quiere decir dos cosas: o bien que tenemos que reducir los gastos o bien que necesitamos nuevas fuentes de ingresos. Y la primera pata es mucho más fácil que corregir que la segunda.

➡️ Porque valorarás mucho más tu tiempo

Hay muchas personas que se pasan el día entero trabajando fuera, teniendo que afrontar largos periodos de tiempo en desplazamientos y llegando tan tarde a casa que casi no pueden pasar tiempo de calidad con su familia.

Viven para trabajar, y no disponen de tiempo para nada más. Además, su tren de vida ha hecho que no puedan renunciar a su trabajo si no quieren acabar arruinados.

Sin embargo, por mucho dinero que ganes, hay un recurso que es limitado y que, además, es igual para todos: el tiempo.

Las personas frugales saben que cada día trabajado es un día perdido y, en consecuencia, tratan de no desaprovecharlo. Por eso, trabajan en aquello que realmente les hace felices, durante el tiempo que es estrictamente necesario y, por supuesto, evitando tener que renunciar a su tiempo libre, al que consideran sagrado. 

➡️ Porque nunca desperdiciarás recursos

Un estilo de vida minimalista no tiene por qué beneficiar únicamente al individuo que lo adopta. En ocasiones, puede que también sirva para mejorar el bienestar de toda la sociedad.

Si tienes que tirar comida en mal estado, no reciclas ni reutilizas tus envases de plástico y compras más cada vez que vas al supermercado o utilizas papel para algo que podrías hacer en formato digital, estás desperdiciando recursos y tirando a la basura tu dinero.

El estilo de vida minimalista implica también tener una cierta conciencia social y ambiental. Muchos de los recursos que utilizamos pueden tener una segunda vida, aunque en ocasiones nuestro frenético ritmo de vida ni siquiera nos haga plantearnos esta cuestión.

➡️ Porque valoras más las relaciones interpersonales

El estilo de vida minimalista hace que demos menos importancia a las cosas materiales y nos centremos más en las relaciones interpersonales.

Relaciones interpersonales

Por eso, buena parte de nuestro tiempo se dedica a mejorar las relaciones en nuestro entorno más cercano. La vida familiar y las relaciones sociales tienen un hueco muy importante en las vidas de las personas que llevan un estilo de vida minimalista, y jamás las descuidan. 

Disfrutan cada minuto que pasan con las personas más importantes de sus vidas, y no conciben un estilo de vida en el que no estén presentes.

➡️ Porque contribuyes a crear un mundo mejor

La solidaridad y el altruismo forman parte esencial del minimalismo. Dado que tu vida es plena y, en principio, no te falta de nada, desarrollarás la virtud de la generosidad con el resto de personas. Estarás menos apegado a las cosas materiales, y será más fácil para ti compartir tus cosas con el resto. 

De hecho, muchas personas frugales suelen ayudar a los demás de forma totalmente desinteresada, colaborando en trabajos de voluntariado o compartiendo su conocimiento sin pedir nada a cambio.

Al fin y al cabo, el minimalismo significa crear una conciencia social que te permite contribuir a mejorar el bienestar de los demás. Y esto, en última instancia, te hace sentirte mucho mejor contigo mismo.

➡️ Porque disfrutas de las pequeñas cosas

Una puesta de sol en la costa, un paseo por el monte, un baño en la playa o unas cañas con los amigos. Pequeños placeres de la vida muy baratos e incluso gratuitos.

Las personas minimalistas nunca rodean su vida de grandes lujos, ya que saben apreciar el valor de las pequeñas cosas. Este estilo de vida significa valorar los pequeños placeres de la vida, que a menudo son los que más se disfrutan. 

Si a día de hoy necesitas ir a hoteles de cuatro y cinco estrellas cuando te vas de vacaciones, compras un coche basándote únicamente en su marca, te fijas en el último modelo de smartphone o siempre vas a tiendas de ropas de marca, no formas parte de este estilo de vida minimalista. 

Pero tranquilo, porque tiene solución.

➡️ Porque te dará la felicidad

En definitiva, todo lo anterior se resume en una sola clave: ser minimalista es el camino más rápido para conseguir la felicidad. El minimalismo no es más una filosofía de vida en la que vas a tratar de hacer tu vida mucho más sencilla y eficaz, buscando de este modo ser más feliz.

Lo que hagas ahora será la base para el futuro. 

Si eres feliz con lo que haces y lo que tienes, probablemente no cambies tu estilo de vida cuando consigas aumentar tu patrimonio. De hecho, muchas de las personas que han conseguido la libertad financiera aseguran que continúan con el mismo estilo de vida que antes. 

Un comportamiento que resulta paradójico pero que, sin embargo, es lo más razonable.

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez es copywriter especializado en temas financieros. Ayuda a blogs y negocios online a escribir sus textos web para que aumenten sus ventas, conecten de manera duradera con sus clientes y tengan una marca personal bien definida y reconocible. Más información

Deja un comentario

 

Información básica sobre protección de datos
 Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail:[email protected]Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.