fbpx

¿Qué son las tarjetas revolving y por qué son tan peligrosas?

Las tarjetas bancarias continúan siendo uno de los métodos de pago más utilizados entre la población española.

Según datos del Banco de España, en 2018 se realizaron casi 4.000 millones de operaciones con tarjeta por un importe de cerca de 150.000 millones de euros. Casi un 14% más que el año anterior.

Su avance es imparable pero, al mismo tiempo, conlleva ciertos riesgos

Los bancos ofrecen cada vez más posibilidades a sus clientes, que no siempre encajan con sus necesidades. 

Un claro ejemplo son las tarjetas revolving, un tipo de medio de pago que se caracteriza por tener un riesgo asociado que no siempre se tiene en cuenta.

Pero, ¿sabes cómo funcionan?

Te lo explicamos.

💳 Cómo funcionan las tarjetas revolving

La tarjeta revolving es un tipo de tarjeta de crédito que se caracteriza por la forma de pago y el crédito disponible. 

Permite el aplazamiento de las compras, como cualquier otra tarjeta de crédito. Sin embargo, a diferencia de éstas, se fracciona el pago de las compras en varios periodos en lugar de abonar todo el importe pendiente al final de cada mes.

Normalmente, existen tres modalidades de aplazamiento:

  • Cuota fija con plazo indeterminado, entre una horquilla mínima y máxima. En esta modalidad, se paga todos los meses lo mismo hasta que la deuda queda amortizada.
  • Porcentaje de la cuota pendiente con plazo indeterminado, que suele oscilar entre el 5 y el 25% del total de la compra. Es decir, escogeremos el porcentaje de la deuda que queremos reembolsar y este irá variando cada mes en función del total a deber a crédito.
  • Cuota fija en plazo determinado, también conocido como servicio de compra aplazada. Esta modalidad utiliza el sistema de amortización francés con una cuota fija mensual y un plazo establecido de antemano.

➡️ Las principales “ventajas” de las tarjetas revolving

Desde el momento en que dispones de una tarjeta revolving, tienes una línea de crédito a tu disposición para financiar tus compras de forma automática.

Dicho de otro modo, podrás disponer de los fondos que tú consideres hasta agotar el límite del crédito incluso aunque no tengas dinero en tu cuenta corriente.

Pero, además, los bancos incentivan este tipo de productos eliminando sus comisiones de emisión y renovación y ofreciendo interesantes descuentos en las compras realizadas a través de ellas.

A priori, parece un producto bastante interesante, ¿verdad? 

Lo cierto es que sí, de no ser por las condiciones tan abusivas que imponen los bancos por su uso.

🧨 Los riesgos y los peligros de las tarjetas revolving

Las tarjetas revolving funcionan, en realidad, como un crédito al consumo preconcedido al titular de la tarjeta por el mero hecho de tenerla, con la diferencia de que sus intereses son mucho más elevados si se opta por el pago aplazado.

Por esta razón, tienen una serie de riesgos y peligros asociados que se deben tener en cuenta, sobre todo si no conoces cómo funcionan.

💸 Uso irresponsable

Al funcionar como una de línea de crédito al consumo, cada euro devuelto es un euro disponible para realizar nuevas compras

En consecuencia, este tipo de productos fomentan el uso irresponsable, y pueden hacernos entrar en una espiral de deuda de la que es muy complicado salir

De hecho, muchos usuarios de tarjetas revolving acaban pagando únicamente la parte de intereses sin amortizar capital.

💹 Altas tasas de interés

Las condiciones de las tarjetas revolving rozan en muchos casos la usura

Los tipos de interés que se establecen en este tipo de productos son muy elevados, mucho mayores que los de cualquier otro instrumento de financiación al consumo.

En la práctica totalidad de tarjetas de este tipo, el interés supera el 20%, y es fácil encontrar productos con intereses superiores al 25%. 

⬇️ Cuotas bajas

En las tarjetas revolving, por lo general, los plazos de amortización no están establecidos, sino que la deuda se va amortizando por pequeñas cuotas constantes mensuales o como un porcentaje de la deuda total pendiente.

En este sentido, si las cuotas mensuales son bajas, algo que aparentemente es atractivo para el cliente, el plazo de amortización será previsiblemente largo.

Esto se traduce en una cifra elevada de intereses, que será tanto mayor cuanto mayor sea el plazo de amortización (o, dicho de otro modo, cuanto menores sean las cuotas mensuales). 

De hecho, esta situación puede llevarnos incluso a que la cuota mensual, por su bajo importe, ni siquiera sirva para cubrir los intereses devengados en ese período. 

En estas circunstancias, la parte de los intereses no cubierta con la cuota se sumaría a la deuda pendiente y esta no disminuiría, sino que crecería.

La espiral de deuda en la que hemos entrado sería ya irreversible.

❓ ¿Conviene utilizar tarjetas revolving?

En general, deberías evitar el pago aplazado en tus compras porque te hace incurrir en deuda sin necesidad.

Pero, sobre todo, debes evitar utilizar las tarjetas revolving en la medida de lo posible, aunque a priori pueda parecer interesante su uso.

Te pueden acabar saliendo muy caras.

Un ejemplo concreto del uso de las tarjetas revolving

Pongamos un ejemplo de uso de la tarjeta revolving. 

Imagínate que te compras un ordenador que cuesta 1.000 € y que decides pagarlo con la tarjeta que el mes pasado te ofreció tu banco en muy buenas condiciones, sin comisiones de emisión ni renovación y con un descuento del 5% en tus compras.

Sin embargo, sin tú saberlo, vas a pagar un 20% TAE en intereses, abonando todos los meses la misma cantidad, 100,25 €, hasta terminar el importe de la deuda. El cuadro de amortización queda como sigue:

Cuota (mes)AmortizaciónInteresesTotal cuotaCapital pendiente
00 €0 €0 €1.000,00 €
183,58 €16,67 €100,25 €916,42 €
284,98 €15,27 €100,25 €831,44 €
386,39 €13,86 €100,25 €745,05 €
487,83 €12,42 €100,25 €657,21 €
589,30 €10,95 €100,25 €567,92 €
690,79 €9,47 €100,25 €477,13 €
792,30 €7,95 €100,25 €384,83 €
893,84 €6,41 €100,25 €291,00 €
995,40 €4,85 €100,25 €195,60 €
1096,99 €3,26 €100,25 €98,61 €
1198,61 €1,64 €100,25 €0 €
Total1.000,00 €102,75 €1.102,75 €0 €

Es decir, hemos acabado pagando 102,75 € de más por un ordenador (un 10,27% más), y hemos tardado casi un año en abonar la deuda completamente.

Ahora imagina que pagas mensualmente todas tus compras con esta tarjeta, y piensa cuánto dinero te puede suponer. 

Sin saberlo, estás incurriendo en una espiral de deuda que se puede llevar por delante todas tus finanzas personales.

Terrible, ¿verdad?

👨🏻‍⚖️ Cómo reclamar los intereses usurarios de las tarjetas revolving

La falta de transparencia de las entidades a la hora de comercializar las tarjetas revolving ha llevado a muchas personas a recurrir a la justicia para reclamar estos intereses abusivos.

Numerosas sentencias dictadas por diversos tribunales han dado la razón a los titulares de estas tarjetas, fundamentalmente por dos motivos.

1# Intereses usurarios

Los elevados costes de financiación que el titular tiene que soportar por el uso de estas tarjetas han permitido su impugnación por la ley de usura. 

De hecho, esta es la vía de impugnación más habitual, sobre todo después de que la sentencia del Tribunal Supremo n.º 628/2015, de 25 de noviembre, declarara que las tarjetas revolving pueden resultar usurarias.

En ella, se alegaba que el interés remuneratorio del 24,6% TAE era superior incluso al doble del interés medio de los créditos al consumo en la fecha en que se concertó el contrato, y superaba en más de cuatro veces el interés legal del dinero

De hecho, sentencias anteriores del Alto Tribunal llegaron a declarar usurarios incluso préstamos con tipos de interés más reducidos que en este caso particular.

2# Falta de transparencia

En determinadas circunstancias, puede declararse la nulidad del contrato si se entiende que la tarjeta se ha comercializado sin ofrecer toda la información debida al usuario en tiempo y forma. 

De hecho, existe numerosa jurisprudencia al respecto que da la razón a los clientes de entidades bancarias por falta de transparencia en los contratos y por contener cláusulas abusivas. 

Los casos más conocidos son las sentencias que declaraba nulas determinadas cláusulas en las hipotecas, pero también hay muchos casos de contratos en tarjetas bancarias que contenían información poco transparente.

En definitiva, el uso de las tarjetas revolving es una mala idea. Puede poner en jaque todo nuestro presupuesto familiar y llevarse por delante buena parte de nuestros ahorros.

Por eso, es importante que, antes de contratar cualquier producto, nos informemos de sus condiciones y leamos detenidamente toda la letra pequeña.

⤵️ La app de finanzas personales que estabas esperando

Como te quedas si te dicen:

"Te ayudamos a ahorrar tus primeros 100.000€"

Así se define Balio, la app que planifica tus finanzas de forma automatizada y gratuita. Desde la siguiente página podrás apuntarte a la lista de espera y obtener ventajas exclusivas (🎁):

Ir a la página de Balio

Fuentes:
Estadísticas Banco de España
Ley de la usura

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
Cargando…
Categorías Tarjetas
Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez

Aurelio Jiménez es copywriter especializado en temas financieros. Ayuda a blogs y negocios online a escribir sus textos web para que aumenten sus ventas, conecten de manera duradera con sus clientes y tengan una marca personal bien definida y reconocible. Más información

Deja un comentario

 

Información básica sobre protección de datos
 Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail:[email protected]Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.