PIAS: Lo que debes saber si te planteas contratar uno

Escrito por:

El mundo de las finanzas está repleto de nombres extraños y poco conocidos. Es el caso de, por ejemplo, los PIAS. 

Son muchas las personas que desconocen qué son exactamente los Planes Individuales de Ahorro Sistemático. Por esta razón, hoy hablamos de eso. De qué es un PIAS y si son una buena alternativa a los Planes de Pensiones.

Ponte cómodo y prepárate para coger apuntes.

➡️ ¿Qué son los PIAS?

Un PIAS es un Plan Individual de Ahorro Sistemático

Sin embargo, no es un vehículo de ahorro que comercialice un banco, sino que lo hace una aseguradora. De hecho, en la práctica, es un seguro de vida y ahorro.

Así, está pensado para que el asegurado realice aportaciones periódicas pactadas en el momento de firmar la póliza (junto a muchos otros detalles del PIAS, como las cláusulas referentes a penalizaciones por retirar el dinero antes de tiempo o semejantes).

El objetivo de un PIAS es el de complementar la pensión de jubilación, por lo que se presentan como una buena alternativa a los tradicionales y habituales planes de pensiones (los cuales sí son comercializados por bancos y entidades financieras). 

Sin embargo, a pesar de que se utilizan como sustituto de los planes de pensiones, no son lo mismo, y tienen características muy distintas. 

Por ejemplo, es importante la diferencia en lo que a rescate anticipado se refiere: mientras que, en el caso de los planes de pensiones, no se puede retirar el dinero antes de tiempo, en los PIAS sí (aunque puede haber penalizaciones, dependiendo de lo acordado en la póliza).

PIAS: seguro de vida y ahorro

Otro punto importante de los PIAS es que, en algunos casos, el dinero está garantizado en el momento en que vence tu póliza, de modo que son un vehículo de inversión muy interesante para aquellos inversores más conservadores.

Sin embargo, hay algunas exigencias y restricciones, como no podía ser de otro modo. 

La primera es que el período mínimo de contratación de un PIAS es de 10 años. No obstante, eso no significa que el dinero esté bloqueado durante 10 años, sino que tendrás que pagar tu póliza durante 10 años.

Si quisieras, podrías retirar el dinero en cualquier momento. Y, a partir de los 5 años, podrías empezar a cobrar la renta vitalicia (no tiene sentido que lo hagas, pero podrías hacerlo, si quisieras). 

Eso sí, no podrás optar a la garantía del capital que algunos PIAS ofrecen hasta que hayan transcurrido esos 10 años (o el tiempo que hayas acordado, puesto que 10 años es el mínimo).

Como primera descripción sobre los PIAS, creo que estas líneas son más que suficiente. 

Ahora es el momento de profundizar en los aspectos que de verdad importan: rentabilidad, comisiones, ventajas y desventajas, etc.

Vamos a verlo.

📈 ¿Cuál es la rentabilidad de los PIAS?

Como ya hemos dicho, la mayoría de PIAS están enfocados a personas conservadoras. De hecho, hay PIAS que garantizan la devolución del capital aportado, así que, como puedes imaginar, las rentabilidades no pueden ser muy altas.

Es cierto que, en los últimos tiempos, han surgido nuevos modelos de PIAS, que invierten en renta variable y pueden llegar a alcanzar unas rentabilidades más elevadas. Pero no son lo más habitual y tampoco es lo que originalmente era un PIAS.

El PIAS original (y el que sigue siendo más común a día de hoy) invertía en renta fija muy segura, porque esa era la única forma de poder garantizar la devolución del capital al asegurado.

Y, como bien sabes, la rentabilidad y el riesgo van de la mano

Como el riesgo del PIAS acostumbra a ser muy bajo, la rentabilidad también suele ser muy baja. Sin embargo, hay que recordar que un PIAS no es un fondo de inversión, sino un seguro.

Y quien contrata un seguro busca… Bueno, seguridad. El propio nombre lo dice.

Es por ello que tampoco deberíamos obsesionarnos con la rentabilidad que ofrezca el PIAS, porque en su naturaleza no está el maximizar los retornos, sino el maximizar la seguridad que tiene el asegurado.

Es por ello que, aunque nosotros defendemos con fuerza la inversión en renta variable como vía de capitalización, no creemos que los PIAS que invierten en renta variable sean una buena opción.

Y no lo creemos por una razón muy simple: han perdido totalmente su sentido.

Si el PIAS tenía como objetivo aportar seguridad garantizando el retorno del capital y un pequeño extra, ¿qué sentido tiene que ahora puedas contratar un PIAS con mayor rentabilidad pero que no te garantiza el retorno del capital?

Para eso ya están los fondos de inversión.

Por tanto, si apuestas por un PIAS de los de verdad, la rentabilidad que obtendrás puede ser baja. Pero no debes preocuparte, porque tu objetivo no debe ser la rentabilidad. Y, si lo es, el PIAS no es para ti. Tienes otros vehículos de inversión que te van a servir mejor.

💳 ¿Qué comisiones tienen los PIAS?

Los PIAS, como puedes imaginar, tienen sus comisiones. Esto es algo inevitable, porque, siempre que contratamos un producto con cualquier tipo de intermediario, tenemos que asumir ese tipo de costes. 

Al fin y al cabo, si, en vez de un PIAS, apostamos por un fondo de inversión, también tendremos que pagar comisiones.

¿Y qué comisiones son las que suelen cobrar los PIAS?

Pues, en general, suelen tener gastos de entrada, de salida, de riesgos, de intermediación y de gestión. Lógicamente, eso hace que tu rentabilidad mengüe

Y eso que la rentabilidad ya era, en origen, exigua.

Sin embargo, recuerda: tu objetivo apostando por un PIAS no es maximizar tu rentabilidad, sino tu seguridad.

Si quieres maximizar tu rentabilidad, tienes alternativas mejores (y hemos hablado muchas veces de ellas en Hola inversión).

Además, como en todo en esta vida, tendrás que leer muy bien la letra pequeña y saber qué es lo que estás contratando

Comisiones de los PIAS

Y es que, en algunas ocasiones, los PIAS pueden repercutirte a ti costes asociados a las inversiones que realicen o aplicarte penalizaciones que, en principio, no creías que fueras a tener.

Pero no queremos asustarte. 

También hay cosas positivas. Por ejemplo, algunos PIAS no sólo te garantizan el retorno del capital, sino que también te aseguran una rentabilidad mínima. Lógicamente, ellos se quedarán todo el extra de rentabilidad. Pero… ¿Qué más da eso? 

Si estás conforme con la rentabilidad que te garantizan, ¿qué más te da que ellos se lleven su parte asumiendo más riesgos mientras tú estás completamente seguro? 

Como ves, en lo que a los PIAS se refiere, hay que tener muy claro lo que se quiere y la contratación de uno depende enormemente de la situación personal de cada cual y de su aversión al riesgo

La mayoría de PIAS no son para inversores agresivos, sino para muy conservadores. Por eso aportan tantas fórmulas para tener garantizados ciertos retornos, aunque sean bajos.

👍 Ventajas de los PIAS

Ahora, es el momento de echar un vistazo a las ventajas de los PIAS. Aunque, a estas alturas, ya te habrán quedado claras las principales. Son estas:

Fiscalidad

La fiscalidad de los PIAS es buena. Hay quien dice que es incluso mejor que la de los planes de pensiones, aunque esto depende de la situación y objetivos de cada cliente.

Cuando rescates tu PIAS en forma de renta vitalicia, no tributarás por el total del dinero depositado, sino que lo harás por los beneficios que hayas obtenido con tu inversión. Y, además, tributarán como rentas de capital mobiliario. 

Más concretamente, pasados 5 años solo tendrás que tributar por un porcentaje del total de los beneficios según tu edad:

  • Menores de 40 años: 40%
  • De 40 a 49 años: 35%
  • De 50 a 59 años: 28%
  • De 60 a 65 años: 24%
  • De 66 a 69 años: 20%
  • Mayores de 70 años: 8%

Hay algunos otros detalles menores (como que tributarás menos cuanta más edad tengas) que hacen que la fiscalidad de los PIAS sea atractiva. 

Traspasables

De la misma manera que ocurre con los fondos y los planes de pensiones, podremos traspasar los PIAS de una entidad a otra sin pagar impuestos por las plusvalías.

Disponibilidad del dinero

Otra ventaja de los PIAS frente a los planes de pensiones es que puedes recuperar tu dinero cuando quieras. Esto no significa que puedas hacerlo sin más. Quizá tengas que renunciar a la garantía del capital o, incluso, pagar alguna penalización. 

Pero el hecho de saber que, en una emergencia, tienes tu dinero disponible, es una ventaja muy importante frente a los planes de pensiones y otros vehículos de ahorro e inversión parecidos.

👎 Desventajas de los PIAS

Y, vistas las ventajas, veamos cuáles son las desventajas:

Rentabilidad limitada

El principal problema de los PIAS, como ya hemos comentado a lo largo de esta guía, es que las rentabilidades a las que puedes optar son reducidas

No vas a conseguir una capitalización muy elevada, porque no es el objetivo de estos vehículos. Lo que obtendrás es una pequeña capitalización (que te permitirá combatir la inflación) a cambio de una garantía de devolución del capital. 

En definitiva, estarás comprando la seguridad de no perder poder adquisitivo en el futuro. Lo cual no está nada mal, pero implica capitalización reducida.

Límite en las aportaciones

De la misma manera que pasa con los Planes de Pensiones, los PIAS también tienen una cantidad máxima a aportar.

Los PIAS están limitados a una aportación máxima de 8.000€ al año y a un total de 240.000€ por persona. Es decir, si aportas el máximo cada año, a los 30 años ya no podrás seguir aportando puesto que habrás alcanzado el límite legal de 240.000€.

Letra pequeña

Otro aspecto negativo es que hay que mirar muy bien la letra pequeña y tener ciertos conocimientos al contratar un PIAS. 

Además, es recomendable comparar entre varios, para ver cuál tiene la letra pequeña menos gravosa. 

Todo lo que tiene que ver con condiciones, garantías, penalizaciones, etc. es algo que se debe tener bien estudiado antes de firmar ninguna póliza.

⚰️ ¿Qué pasa con tu dinero en caso de fallecimiento?

Falta por tratar un tema importante: sabemos que, en caso de tener contratado un plan de pensiones, si mueres, el dinero va a tus herederos o los beneficiarios que hayas indicado. 

Pero… ¿Qué sucede con el dinero que haya en un PIAS si falleces?

Pues aquí hay que mencionar que existen dos tipos de PIAS. Están, por un lado, los PIAS reversibles y, por el otro, los PIAS irreversibles. 

En los PIAS reversibles, una vez mueres, el dinero va a tu heredero (ya sea que mueras antes de empezar a cobrar tu renta vitalicia o mientras la estás cobrando). En el caso de los PIAS irreversibles, el dinero se lo quedará la aseguradora.

Tras leer lo anterior, lo primero que piensa cualquier persona es: ¿y por qué querría alguien contratar un PIAS irreversible? Pero lo cierto es que la razón es muy sencilla: son muchísimo más baratos y ofrecen más dinero.

Lógicamente, el beneficio para la aseguradora en el caso de los PIAS reversibles es muy limitado, por lo que tratan de obtener su parte a través de mayores costes y menores rentas para ti. 

En el caso de los PIAS irreversibles, como el riesgo recae sobre ti, la aseguradora tiene mucho más que ganar, y puede permitirse ofrecer mejores precios y una renta vitalicia mayor

Hasta el punto de que, si vives lo suficiente, puedes acabar cobrando más de lo que originalmente depositaste.

Además, no nos vamos a engañar: Algunas personas no tienen nadie a quien legar ese dinero. Quizá no sea tu caso, pero esos casos existen. Así que es razonable apostar por los PIAS irreversibles para obtener mejores condiciones. Al fin y al cabo, en esos casos, no se pierde nada.

Pero, en general, suele convenir más apostar por un PIAS reversible, especialmente en aquellos casos en los que tu salud no esté muy bien y tu edad ya sea razonablemente avanzada. 

Si prevés que vas a pasar 20 o 30 años cobrando la renta vitalicia, en ese caso, quizá sí te interese apostar por la irreversible. Pero… ¿Quién es capaz de predecir el futuro?

⚡️ PIAS vs Planes de Pensiones

Puesto que los PIAS son la alternativa número uno a los Planes de Pensiones, hemos elaborado una tabla resumen que te ayudará a comprarlos:

PIASPlan de Pensiones
Orientado aObtener una renta vitaliciaComplementar la pensión de jubilación
Traspaso
Liquidez⬆️ Alta | En cualquier momento⬇️ Baja | Se deben cumplir ciertas contingencias (10 años, jubilación…)
Ahorro fiscalEn el rescate, pasados 5 años y según tu edadEn la aportación
A tener en cuentaComisiones elevadas complejas, permanencia y riesgoComisiones y tipología de inversión
Mejores opcionesIndexados

📌 ¿Me conviene un PIAS?

La pregunta del millón: ¿debería contratar un PIAS u otro vehículo de ahorro e inversión? 

Y, como siempre, no hay una respuesta unívoca. Depende de ti, de tu perfil de riesgo, de tus objetivos y de tus intereses.

Generalmente, los PIAS son una opción válida para aquellas personas que quieren vivir de rentas y que, además, tienen una elevada aversión al riesgo. Aquellas personas que quieran tener garantizada su jubilación sin sufrir mucho por el camino, deberían apostar por un PIAS.

PIAS, baja rentabilidad, alta seguridad

En cambio, si tienes mayor tolerancia al riesgo y quieres maximizar los retornos de tu inversión, tienes otras alternativas que se ajustan mucho más a tu perfil (y de las cuales hemos hablado en varias ocasiones en esta misma web).

Como puedes ver, los PIAS son un vehículo de ahorro interesante para aquellos perfiles de inversor más conservadores, aunque hay que ir con mucho ojo con las comisiones y la permanencia de los contratos.

Esperamos que esta información te haya resultado de utilidad y que te hayamos ayudado a resolver todas las dudas que tuvieras al respecto. Y, si no es así, ¡déjanos tu pregunta en los comentarios!

✅ ¿Cómo empezar a invertir mis ahorros?

Esta es la pregunta del millón para muchos lectores de Hola inversión.

Por suerte, hoy en día existen opciones que son sencillas, automáticas y con condiciones muy atractivas.

Te recomendamos visitar nuestra comparativa de mejores roboadvisors en España para invertir de forma automática con bajas comisiones. También puedes echar un vistazo a nuestra selección de mejores planes de pensiones si te interesa ahorrar impuestos en tu declaración.

En estas páginas encontrarás las mejores opciones del mercado para invertir y hacer crecer tu patrimonio a largo plazo. Todo de forma fácil y con comisiones mínimas, algo clave para obtener una rentabilidad superior a futuro.

Aurelio Jiménez, Economista

Aurelio Jiménez es Economista, lleva más de una década como profesor de Economía, además de ser copywriter especializado en temas financieros. Ayuda a blogs y negocios online a escribir sus textos web para que aumenten sus ventas, conecten de manera duradera con sus clientes y tengan una marca personal bien definida y reconocible.

Responsable:Roig Collell,Guillem(Hola inversión); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional que puede consultar en la política de privacidad de la web holainversion.com Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.